Frutas Morriña demolerá en días la nave quemada para construir otra

El gerente agradece a instituciones y particulares su ayuda tras el incendio

$tituloImg.$pieImg

foz / la voz 15/05/2017 05:00 h

El incendio que destruyó casi por completo las instalaciones que Frutas Morriña tenía en la zona de Forxán (Foz) no ha paralizado a la empresa, que continúa trabajando para regresar a su sede habitual. El gerente de la firma, Manuel Rodríguez García, explicó que en un par de semanas estarán demoliendo los restos de la nave que ardió para limpiar y empezar a construir un nuevo edificio. Aunque tramitar permisos, elaborar proyectos y hacer la obra lleva tiempo, espera que en seis meses estén listas las nuevas instalaciones y que, como muy tarde, a principios del año próximo estén de nuevo operando desde Forxán.

Mientras tanto, continúan trabajando desde la antigua conservera de Burela, a donde se trasladaron tras el incendio, reanudando la actividad en tiempo récord. El siniestro se produjo el 26 de abril y retomaron la distribución desde Burela el 2 de mayo. Esto fue posible, en parte, gracias a la colaboración y apoyo recibido por parte de entidades públicas y privadas. Manuel Rodríguez quiere agradecérselo a todos.

Empezando por el conselleiro de Industria, Francisco Conde, que, señala, les llamó por teléfono al día siguiente del siniestro; al delegado de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, que les visitó también al día siguiente para ofrecer ayuda; al alcalde de Foz, Javier Jorge Castiñeira, que colaboró desde el primer momento; a la Asociación de Comerciantes de Foz; a las empresas de transporte que ofrecieron camiones para trasladar la mercancía (Samagán, Costa Norte, Grupo Támega) y a las empresas del ramo que desde el mismo momento del siniestro ofrecieron su ayuda (Hermanos Rivas, Frutas Díaz, Frutas Lugo, Feito y Toyosa, Fruasa Gijón). A Pescados Rubén, empresa propietaria de la nave donde se han instalado temporalmente, que ofreció las instalaciones desde el primer día, permitiendo así arrancar en un tiempo récord la actividad, al Grupo Cofrico, que prepararon las cámaras de frío y a todos los vecinos de Forxán, Foz, al igual que particulares de otras localidades que se ofrecieron a ayudar.

Toda esta marea solidaria ha permitido a la empresa mariñana seguir trabajando sin necesidad de cerrar y enviar a los trabajadores al paro. En este momento, el ritmo está recuperado, a pesar de algún fallo informático, debido posiblemente a problemas de cobertura, que están sufriendo.

Frutas Morriña es una firma mariñana de distribución de fruta y hortalizas que facturó en el ejercicio 2016 cuatro millones de euros. Con una plantilla de cerca de treinta empleados, sirven a cerca de 400 clientes, entre ellos, los hospitales de Lugo y Burela, guarderías, colegios y establecimientos de hostelería. Aparte del área de distribución, cuentan con una cadena de fruterías, Mylfrut, asentadas en las localidades de Burela, Foz, Ribadeo, Viveiro, Avilés y Lugo, que siguieron en activo tras el siniestro.

Votación
1 votos
Comentarios