Colocan candados en los contadores de Foz para que no se manipule el alumbrado

El Concello actuó al descubrir que había más luces de las previstas apagadas por la noche y otras funcionando de día

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Desde que el Gobierno local decidió en octubre apagar una de cada tres farolas del casco urbano de Foz como medida de ahorro se han detectado manipulaciones en los mecanismos del alumbrado público. Así lo reconoció el concejal de Medio Rural, Pedro Fernández Manín, quien confía en que los candados instalados en los contadores impidan a personas desconocidas poder encender o apagar las farolas a cualquier hora. Consciente de las quejas vecinales porque muchas farolas estaban encendidas durante el día, Fernández Manín confía en que esta medida ponga fin a un problema que se repitió en distintas zonas del municipio. Ahora solo tienen la llave para acceder a los contadores representantes del Concello y el técnico del servicio, según confirmó el edil que cree que, consciente de que la factura eléctrica es una de las de mayor cuantía que abona el Ayuntamiento, todavía es necesario apagar más farolas, sobre todo en lugares donde hay pocas viviendas. En el Concello estiman que hay unos 5.000 puntos de luz y que cada uno gasta aproximadamente seis euros al mes.

El edil focense ya avanzó que el Concello prevé cambiar muchas de las lámparas del alumbrado público por otras de menor consumo y potencial en una parte de Cangas, otra de Nois y en algunas calles de Fazouro, con cargo a la aportación del Plan de Obras e Servizos (POS). Solicitaron 12.700 euros a la Diputación y el Concello aportará la misma cuantía.

Más información Selección realizada automáticamente

 

Saber más...