La pesca urge cambios legales por la escasez de titulados para faenar

El subdirector de Seguridad Marítima escuchó al sector ayer en Burela

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
Barcia, anfitrión de Ramos Corona -con barba- en la reunión de ayer con el sector pesquero. PEPA LOSADA

No es un problema tan viejo como la norma estatal que lo crea, pero casi. Dirigentes de las organizaciones de armadores y de las cofradías de pescadores se lo recordaron ayer, en Burela, a Ramos Corona, subdirector español de Seguridad, Contaminación e Inspección Marítima. Se resume en que los pesqueros españoles están obligados a contar con unas tripulaciones mínimas que siguen marcadas por un reglamento de 1964. En el sector no discuten por la cantidad de hombres, sino por las titulaciones. Cuando faltaban marineros, contrataron inmigrantes, pero persiste la escasez de titulados, sobre todo de máquinas. Se quejan porque pesqueros de otros países europeos como, por ejemplo, Inglaterra, faenan en los mismos caladeros que ellos con dotaciones humanas adaptadas a las innovaciones tecnológicas que tanto han cambiado el control y la seguridad de las embarcaciones.

Ramos Corona escuchó esos argumentos en un encuentro de trabajo que mantuvo en la cofradía de Burela. Conoció de primera mano las reivindicaciones del sector pesquero mariñano por invitación de González Barcia, alcalde burelense. A la cita también acudieron Balseiro Orol, portavoz de Mar del PP en la Cámara gallega; patronas y patrones mayores mariñanos, el presidente de la Federación de Confrarías de Lugo, los presidentes de las sociedades Puerto de Celeiro y Armadores de Burela,a sí como el gerente de esta última, Miguel Neira.

Además de resumir las claves de la reunión, Neira recalca que las titulaciones exigidas para cubrir la dotación mínima en personal de máquinas superan a las de otros barcos europeos con quienes compiten los mariñanos, en caladeros y mercado. Subraya que, en A Mariña, los armadores «son os primeiros interesados na seguridade porque son empresas familiares». El regidor Barcia juzga el encuentro de «moi positivo» y confía en que permita «seguir avanzando para conciliar a obsoleta normativa de tripulacións mínimas coa realidade duns armadores que, lexitimamente, buscan operatividade, competitividade e máis rendabilidade para os barcos».