Viveiro cobrará durante todo el año por las terrazas hosteleras

El bipartito también propone mantener los exámenes de selectividad

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

No solo ha cambiado la ordenanza que regula la instalación de terrazas hosteleras, sino que se declara dispuesto a aplicarla. Melchor Roel, alcalde socialista de Viveiro, anuncia que el bipartito PSOE-BNG que preside ha decidido cobrar por ocupar vías públicas con mesas, sillas y toneles durante todo el año. Aunque hasta ahora también podía hacerlo, lo cierto es que solo se pasaban facturas por la temporada alta, junio, julio y agosto. Si se cumplen las previsiones, desde mediados de verano los hosteleros también tendrán que pagar durante todo el año las terrazas.

Las tarifas para la temporada alta serán idénticas a las actuales, y se reducirán a la mitad desde el 1 de septiembre hasta el 31 de mayo. Es uno de los cambios de una norma que también prohíbe carpas y quioscos en las vías públicas, además de establecer los espacios mínimos que deberán quedar libres en acercas y calles del casco histórico para permitir el paso de peatones, cochecitos de bebés y sillas de ruedas.

Roel insiste en que la ordenanza ha sido «negociada» con el sector, tanto en el casco histórico de la ciudad como en la zona de Cantarrana-Covas. En esa última conceden un plazo de cuatro años para que uniformicen el mobiliario de las terrazas. En el casco urbano deberá atenerse a la norma desde el momento mismo en el que entre vigor. Cada terraza será autorizada de modo individual y quedará delimitada por un plano.

En otra de las comisiones informativas que el alcalde de Viveiro convocará el próximo lunes se abordará otra cuestión relevante, que posteriormente deberá ratificarse por la corporación en pleno. El bipartito que preside Roel propondrá ratificar el convenio que permite celebrar las pruebas de la selectividad en Viveiro. Supone un desembolso para los Concellos de donde proceden los alumnos, los mariñanos de la costa más el coruñés de Ortigueira. Evita a los estudiantes desplazarse a la capital de la provincia, para someterse a esos exámenes.

En plena crisis económica, y con algunos Concellos que todavía no han saldado las cantidades pendientes de otros años, Viveiro pretende que no haya demoras en los pagos.