El retratista de las estrellas

El aerógrafo y astrofotógrafo celeirense Dani Caxete, distinguido con el Astronomy Photographer 2012, logró que la NASA premiase una de sus fotografías


viveiro / la voz

Dani Caxete (Celeiro, 1975) explica que su profesión es «la imagen: diseño, fotografía y aerografía». Su trabajo se centra en la personalización de motos y cascos, «sobre todo en el mundo Custom y Harley-Davidson». Los diseños, recalca, son siempre originales y parten de la idea que el cliente le transmite y quiere transmitir. «No soporto los trabajos en serie ni realizar réplicas de cascos ya creados (...). Puede parecer muy macarra pero entre mis clientes hay gente como José Antonio Abellán o el presidente de Telepizza España, nada estrafalarios».

Retretes, Mercedes camuflado

Entre los encargos «más pintorescos» figura una tapa de retrete para un regalo de bodas o pintar de camuflaje un Mercedes clase A, algo que, afirma, le produjo «auténtico pavor». También personaliza cierres y murales trampantojo para particulares, aplicando así la aerografía, el diseño y la pintura en locales comerciales. «Estoy decorando la cadena de restaurantes Dinner Classic años 50 TOMMY MEL?S, que han abierto en Sevilla y Jaén y se van a extender a nivel nacional. Son usados como escenario de múltiples series de televisión y videoclips musicales», indica. Y la cofradía de pescadores de Celeiro le ha pedido una serie de retratos de los patrones mayores.

La irrupción de internet propició «un cambio brutal» en el trabajo de este celeirense, que instaló hace años su taller en Madrid. «Ahora, cualquier nueva técnica que surja la conoces al instante», subraya. Caxete vive de la aerografía, pero es un apasionado de la fotografía: «Tenía mis potingues en el laboratorio, con mis revelados y emulsiones, pero la abandoné cruelmente al llegar la era digital».

Superado «el pánico», en la cámara encontró «una vía de escape» y desde hace un par de años realiza astrofotografías. «Los nuevos sensores -señala- permiten subir a altísimas sensibilidades y tener un increíble registro de estrellas. Eso, con la ayuda de algún software especializado, puede crear imágenes impensables para un aficionado hace apenas diez años».

Astronomy Photographer 2012

Si los equipos profesionales valen más de 15.000 euros, Caxete emplea uno de 1.300, de fabricación casera. Pese a la precariedad de medios, el 28 de marzo logró un APOD, siglas en inglés de fotografía astronómica del día, publicada por la NASA. Cree que se trata del primer gallego en conseguirlo. Y ha sido distinguido por el Royal Observatory de Greenwich como el Astronomy Photographer del año 2012, en la sección de sistema solar, por una foto de la Estación Espacial Internacional y el transbordador Endeavour cruzando el sol, seleccionada entre siete mil de todo el mundo.

Sus creaciones han logrado premios a nivel nacional y han sido publicados en revistas y webs especializadas. Cuando no trabaja, inventa y enreda con cualquier artefacto: «Soy de naturaleza empírica». Su último experimento consiste en una foto con seis meses de exposición (solarigrafía), empleando un bote de refresco como cámara.

dani caxete aerógrafo y astrofotógrafo

Votación
29 votos