«La asociación nació para recuperar la raza porcina y ya no está en peligro de extinción»


Jose Antonio Carril preside la Asociación de Criadores de Ganado Porcino (Asoporcel) y desde hace 13 años trabaja en la recuperación y comercialización del porco celta.

-¿Han notado un furor en la cría de porco celta?

-Nosotros lo presentamos como una alternativa a la producción agraria y hay muchos que están interesados. Explicamos que para no tener todos los huevos en la misma cesta, como no sabes como está la producción, esto es una buena alternativa, un complemento a la renta agraria. Son muchos que viven exclusivamente del cerdo celta, pero el 90 % de los socios lo tienen como un complemento.

-¿Están bajo la misma legislación que una granja agrícola tradicional?

-Es la misma porque no dejan de ser cerdos, pero después se sacó una normativa para el porcino extensivo, que se pueda criar al aire libre, después de estar prohibido en el Norte de España en los años cincuenta. Galicia sacó su propio decreto en el 2011 legislando para el aprovechamiento de esta raza.

-¿Cómo nació la asociación?

-Nació en 1999 para recuperar la raza porcina. Ahora los censos han evolucionado y ya no está en peligro de extinción. La asociación trabaja con Medio Rural, que tiene la competencia de las razas autóctonas gallegas en peligro de extinción, pero nos tiene subrogadas la gestión del árbol genealógico. Nos encargamos de la genética para intentar mantener la variedad, evitar la consanguinidad, intentar que la raza se mantenga de la mejor forma posible.

Votación
0 votos