Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Ruz tumba el último intento del presidente de Damm de evitar el banquillo por fraude fiscal

Nuevo revés judicial para Demetrio Carceller Arce que se enfrenta a 14 años de cárcel

Madrid / La Voz, 03 de febrero de 2015. Actualizado a las 05:00 h. 00

Ampliar imagen

Demetro Carceller Arce, en una imagen de archivo.

0
0
0
0

Acostumbrado a ganar en el mundo de los negocios -aunque el asalto a Pescanova, tras convertirse en accionista mayoritario, acabara en un estrepitoso fracaso-, el año ha arrancado con un revés judicial para el presidente de la cervecera Damm, Demetrio Carceller Arce. Tendrá que sentarse en el banquillo, junto a su padre, Demetrio Carceller Coll, y otros dos colaboradores, imputado por colaborar en una trama de fraude fiscal y blanqueo de capitales por la cual su progenitor habría ocultado durante años rentas a Hacienda, simulando residir fuera del país.

Se enfrentan a abultadas penas de cárcel: 14 años el presidente de Damm y 48 su padre. El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, que también investiga la trama Gürtel, los papeles de Bárcenas o el fraude contable de Pescanova, dictó ayer una providencia por la que envía al banquillo a los Carceller, pues no admite al trámite el recurso presentado por el patriarca, Carceller Coll, pidiendo la nulidad de las actuaciones.

Fianza «desproporcionada»

El recurso argumentaba que la fianza civil impuesta por el juez en el auto de apertura de juicio oral, fechado el pasado 4 de diciembre, era «desproporcionada». La cuantía para hacer frente a las responsabilidades derivadas de una potencial condena ascendía, en el caso de Carceller Coll, a 476,4 millones de euros, mientras que la de su hijo era de 236,4. En 224,3 y 365,4 millones, respectivamente, ha fijado el magistrado las de José Luis Serrano Flórez y Gabriel Ignacio Petrus Labayen, también imputados en la causa.

Ruz rechazó el incidente de nulidad al entender, en consonancia con Anticorrupción, que dicha cuantía se fijó con pleno respeto a las normas que regulan la materia, «no siguiendo un cálculo arbitrario ni vulnerador de derechos fundamentales», como argumentaba la defensa, sino calculando la cuantía indiciariamente defraudada al fisco.

Tras resolver este último incidente y rechazados en diciembre por la Sala de lo Penal los recursos de apelación de los acusados contra el auto de apertura de juicio oral, ahora el juez eleva los 28 tomos del procedimiento a la sección cuarta de la Sala de lo Penal, encargada de juzgar los hechos.

Publicidad

Comentarios 0