• Rebelión de los secretarios judiciales de las cláusulas suelo

    Dimite el letrado judicial de Vigo que iba a desdoblar su jornada para tramitar las demandas, tras la presión de sus colegas

    e. v. pita vigo / la voz.

    Una rebelión en toda regla. Los letrados de la Administración de Justicia (antes secretarios judiciales) de A Coruña y Vigo están en pie de guerra y han dejado descabezados los dos tribunales de refuerzo para tramitar en exclusiva las cláusulas suelo en ambas ciudades. El secretario provisional de Vigo que iba a prolongar su jornada para prestar ese servicio dimitió ayer. Es una medida de presión de todo el colectivo para que el coordinador provincial de secretarios designe forzosamente a uno de los 35 colegas de la ciudad o contrate a tiempo completo a un sustituto de la bolsa de empleo. O bien ofrezca el cargo a un secretario de pueblo que venga en comisión de servicio.

    Inicialmente, el secretario del Servicio Común de Notificaciones y Embargos, Fernando Varela, fue «invitado» a dirigir «voluntariamente» el refuerzo de cláusulas suelo de Vigo, pero ni siquiera llegó a tomar posesión. Aunque podría asumir tal esfuerzo por responsabilidad, sus compañeros se opusieron porque tendría que atender a la vez su oficina, sustituir a su homólogo del Registro Civil y afrontar una avalancha de cláusulas suelo. En Vigo entran una media de quince demandas al día pero quedan retenidas en la oficina de reparto porque el juez no ha dado orden de enviarlas ni hay equipos informáticos ni funcionarios para tramitarlas. Las primeras 28 demandas de Vigo yacen almacenadas en la nube del programa LexNet desde el día 1 sin que nadie las abra.

    La precariedad es total en los refuerzos de las cláusulas suelo de A Coruña y Vigo. La jueza enviada a esta última ciudad lleva un año en prácticas y, tras lo ocurrido ayer, se ha quedado sin su secretario, lo que le imposibilita la gestión del día a día.

    Varela había aceptado desdoblar su cargo por razones de eficiencia porque es el único que comparte sede con la jueza de las cláusulas suelo. Pero su dimisión se precipitó en una reunión celebrada en Vigo en la que quince compañeros votaron en contra de su prolongación de jornada. Firmaron un manifiesto en el que se quejan de la «improvisación» a la hora de montar el refuerzo en Vigo. Es extensible a A Coruña (y a Lugo y Ourense, sin tal servicio). Los letrados alegan que el Poder Judicial envió sendos jueces a Vigo y A Coruña y que la Xunta mandará a los funcionarios en breve, pero el Ministerio de Justicia «no cumple porque no ha nombrado secretario y solo amplía jornadas a ver qué pasa. Hay mucha improvisación», dijo ayer el representante de Unión Progresista de Secretarios Judiciales (UPSJ) en Vigo, Juan José Yáñez. Otra propuesta es que los refuerzos de A Coruña y Vigo funcionen como un juzgado bis independiente. Así se evitaría que el secretario del tribunal ordinario se sobrecargue de trabajo con la estadística y las cuentas del refuerzo. En los próximos días, el coordinador provincial designará un secretario que deberá asumir forzosamente las cláusulas suelo.

    Ver Comentarios