• ¿Dónde tomo la primera copa?

    ARRANCAMOS LA NOCHE Y, con ella, llega el momento de pedir la primera copa. Nos vamos por las siete ciudades en busca de locales en los que no cabe un alfiler a partir de las doce. Y hasta que el cuerpo aguante.

    NOELIA SILVOSA/ MARÍA GARRIDO/ BEA ABELAIRAS/ CÁNDIDA ANDALUZ/ TANIA TABOADA/ MARÍA VIDAL/ CARMEN G.ª DE BURGOS

    Tomarse una copa y acabar tirado en una bañera es de lo más normal en el Habla! Premium, un local de la famosa zona del Arenal, en Vigo. Aquí uno se desinhibe sí o sí, no hay otra opción. Aunque también tienen la posibilidad de sentarse o de quedarse apoyados en la barra, no hay nadie que se haya resistido al encanto del baño. Eso sí, sin agua ni jabón, para evitar desmadres mayores. «Hay sofás, pero todos acaban haciéndose fotos tumbados en ella», cuenta Xosé, uno de los dos socios del pub. Es de sobra conocido en la noche viguesa, y no solo por el gin tonic y la copa al uso. La variedad en licores premium y en ginebras, junto con la coctelería, son sus puntos fuertes.

     

     

    COPAS PREMIUM

    El «Premiun» que apellida el nombre de este local no es casualidad. «Es la idea con la que lo abrimos hace cuatro años, la de dar cubatas, gin tonics y cócteles bien elaborados, todos en copa de balón», asegura Xosé, que destaca que cuando más funciona su bar es en horario de primera copa. «Por eso abrimos de jueves a domingo, y cuando se llena es a partir de las doce y media de la noche». Damos fe de ello.

    De la bañera saltamos al sofá, que ahora sí que apetece, y seguimos de copas.

    OTRA VUELTA AL ZUM ZUM

    Liarse un poco más de la cuenta en los bares ha sido una de las señas de identidad de la movida de Santiago, sobre todo entre los universitarios. En el casco histórico la frontera está muy bien definida por las rúas del Franco y A Raíña. Más allá de estas calles se entra en el terreno de la medianoche en adelante. En la zona nueva, que sigue siendo coto de los estudiantes, las opciones son más limitadas, y por eso triunfan apuestas como el Zum Zum, a un paso de la praza Roxa, uno de los pocos locales de Compostela que resisten desde mediados de los 80 y que conocieron etapas doradas y otras de resistencia. La última reforma impulsada por Juan García ?toda la vida Juan el del Zum? ha dado en el clavo, porque al incorporar un rincón gastronómico diferenciado de la zona de pub y cafetería se ha ganado el favor de jóvenes y veteranos que quieren estirar un poco la tarde y poner un primer pie en la noche. Se trata de uno de los locales más grandes de la ciudad, y en esta nueva etapa sigue muy abierto a la calle y tiene más luz, por lo que se convierte en un lugar perfecto para quedar, para ver y ser visto. La terraza cubierta es garantía de ambiente en verano e invierno, y toda una tentación para seguir la noche.

    EN FERROL, AL DERBY

    En Ferrol la noche comienza en plena calle Real en el Derby, uno de los cafés más antiguos de la ciudad naval y que se renovó por completo hace ahora dos años. «A todos los niveles, aquí se tomaba la primera copa, pero era un poco de batalla. Ahora formamos a nuestro personal para que puedan ofrecer lo último y una gran variedad de cócteles, también sin alcohol», cuenta José Naveiras, el propietario, que conoce este bar desde que era un niño. Como dice, los barman del Derby están en continua formación, pero lo que más sirven es el gin tonic. «Es la copa estrella, sin duda», explica el responsable de un local que recientemente ha incorporado otra tradición que ya es muy apreciada: mensajes para levantar el ánimo, a todos los niveles.

    La semana pasada se publicó un nuevo padrón negativo para la ciudad, pero los clientes del Derby se tomaron la primera leyendo «A Esparta solo le hicieron falta 300, en Ferrol con 67.000 somos capaces de todo». La noche también suele empezar en este local, porque es habitual que un grupo actúe en la calle desde poco después de las nueve para crear un ambiente en el que se mezclan casi todas las edades: «Desde los 30 a...», bromean.

    LA PRIMERA, EN OURENSE

    Pese a no estar ubicado en la zona de marcha por excelencia en la ciudad de As Burgas, el Café & Pop Torgal es un referente de las noches ourensanas. El local es el lugar por excelencia de la primera copa. Lo es porque cierra sus puertas los fines de semana a las 2.30 horas y porque su estilo musical atrae a los ourensanos que no encuentran en los locales «al uso» el estilo que marca el Torgal. No en vano, el establecimiento ofrece durante todo el año conciertos de inmensa calidad con artistas internacionales de primer nivel. Al frente se encuentra Isaac Pedrouzo, que no es un empresario más y que tiene mucho que ver con el éxito de su bar. «No es fácil poner una marca o una etiqueta a la música que se pone en el Café & Pop Torgal», explica. Afirma que una de las razones por las que decidió ubicar el local en la calle Celso Emilio Ferreiro fue para descentralizar la movida ourensana y abrir nuevas zonas más allá del casco antiguo. Las cerveza y los gin tonic son las copas preferidas a esa hora. Pero en ocasiones, el Torgal deleita a sus clientes con cócteles como el Margarita. Pero también hay copas para sibaritas.

    ¿Un Puerto de Indias con Sprite para empezar la noche? ¿Un G-Vine con tónica después de una copiosa comida? ¿O un daikiri de fresa para empezar suave? Para disfrutar de este tipo de alternativas, Lugo tiene su local idóneo.

    AMERICAN, EN LUGO

    Se llama American, se encuentra en la Rúa Nova y es el sitio perfecto para tomar la primera copa de la noche o de la tarde. El buen ambiente, el excepcional trato y esos cócteles preparados con tanto esmero hacen que ese primer combinado no se quede en uno.

    Hace un año y nueve meses que David Neira cogió las riendas de este bar de copas. «La primera se toma después de comer, pero a partir de las doce bajamos las luces, subimos el volumen de la música y el local se convierte en pub», explicó David Neira. En este local son especialistas en gin tonics, aunque también tienen para elegir en coctelería. Dos de sus preparados están pegando fuerte: el debilitesense, con base de Jagger, y el Romeo and Juliete, elaborado con ginebra premium y fruta de la pasión.

    EN A CORUÑA, UN CLÁSICO

    Casi todos los caminos de A Coruña dan al Rialto, porque este pub está ubicado en la misma plaza de María Pita. Su excelente ubicación favorece no solo llegar a él después de cenar por el centro de la ciudad, sino continuar la marcha después de parar aquí porque limita con varias zonas de copas, el Puerto, la Ciudad Vieja, la calle de los vinos... Yago García y María de Lillo cogieron las riendas de este local, que este año cumple la mayoría de edad poniendo copas (lleva más de medio siglo abierto como cafetería Rialto) hace tres años. Ambos, personas jóvenes conocedoras de la noche coruñesa, saben lo que gusta, por lo que tenían cierta ventaja para dar en el clavo. «La gente quiere tomarse una copa tranquilamente, charlar, y echar unos bailes». Pinchan, principalmente, música española de los 80 hasta la actualidad: Hombres G, Loquillo, Los Secretos, Duncan Dhu... Los hay que toman una copa y siguen la ruta, y los que de aquí se van de retirada, que son ?dice María? la gran mayoría. Así que a las 4.30, como mucho, están en cama. Que ya van teniendo una edad... «De treinta para arriba la mayoría», aclara.

    DE RAJOY A LOS CONCIERTOS

    En El Universo, Mariano (Rajoy) conoció a Viri. El 1 de enero del 2014 el emblemático local de ambiente tranquilo cerró sus puertas, dejando en manos de quien había sido su encargada durante muchos años el volver a abrirlas. Lo hacía unos meses después con tantas energías renovadas que lo convirtió en uno de los bares más animados de Pontevedra. No son solo sus conciertos de jueves a sábado ?a partir de las once de la noche, que nadie espere encontrarse a la gente sentada en sus taburetes susurrando?, sino que el que hoy es La Gramola ha devuelto a la céntrica plaza de Méndez Núñez parte de la vida que había ido perdiendo.

    Marta González Curros ha conseguido unir a los hosteleros de todos los locales de copas que la rodean para crear un ambiente propio que se extiende a los domingos de vermú. Pero esa es otra historia para contar muy de día.

    Ver Comentarios