• Padres de alumnos salen a la calle en Vigo para reclamar más plazas en los institutos

    Malestar en Coia, A Miñoca y Navia por tener que desplazarse

    luis carlos llera vigo / la voz.

    Los padres de alumnos de centros públicos de Vigo salieron ayer a la calle, coincidiendo con el arranque oficial del curso en infantil y primaria, para demandar un nuevo mapa de zonas de adscripción. Cuatrocientas personas respondieron al llamamiento de las asociaciones para recorrer varias calles de Coia, uno de los barrios más afectados por este problema. Lo hicieron manifestándose desde las puertas del colegio de Balaídos hasta el instituto Alexandre Bóveda, uno de los más demandados y donde muchos progenitores no encuentran plazas para sus hijos.

    Regina Ibáñez, directiva de la Federación Olívica de Asociacións de Nais e Pais de Alumnos (Foanpas) y una de las organizadoras de la movilización, explicó que hay determinados barrios que están creciendo mucho, con un aumento sustancial de población joven. En ellos existe un problema para ubicar a los estudiantes de la educación secundaria obligatoria. Ibáñez especificó que muchos jóvenes de Navia se ven obligados a matricularse en Valadares por falta de plazas en los institutos de Coia.

    Foanpas sostiene que la actual adscripción de estudiantes a diferentes institutos se remonta a diez años atrás, cuando la situación de Vigo era muy distinta. Hoy en día, dicen, está obsoleta y requiere «un estudio que analice al detalle las capacidades y disponibilidades de los nuevos centros»

    Bertila Fernández, presidenta de la federación, apostilla que el crecimiento de A Miñoca, Coia y Navia hace que se necesiten plazas para secundaria y bachiller en estos distritos, para evitar desplazamientos. Ibáñez asegura que tanto el instituto Santa Irene como el Santo Tomé disponen de plazas para «reservan un buen número de puestos escolares para alumnos de los colegios concertados, con los que los procedentes de la pública se quedan sin sitio». Foanpas también reclama que la Administración se haga cargo de todos los comedores escolares, relevando a los padres en estas tareas y también critican la LOMCE.

    Los representantes de las asociaciones de padres ponen de relieve que no se han dado herramientas suficientes al profesorado y las familias para afrontar temas como la identidad de género de niños y niñas que desde edades tempranas se sienten a disgusto en sus cuerpos. Otro tema en el que, según Bertila Fernández, hay que incidir es el caso de alumnos con capacidades especiales. En ese sentido asegura que los profesores se encuentran a veces «aparcados». Muchos padres ya se han encontrado con este problema el primer día del curso porque su hijo o hija se «aburren», lo que respondería a esta capacidad superior a la media. Piden más inversión en Educción y que la atención a los escolares abarque diferentes puntos de vista, incluido el sanitario.

    Ver Comentarios