• Los ciclistas piden respeto por sus vidas

    Miles de aficionados se han concentrado en varias ciudades gallegas, al igual que en el resto de España, para exigir protección en la carretera

    La Voz | Agencias.

    Como muchos otros domingos se han subido a sus bicis. Hoy no tocaba pedalear, este domingo era el día de exigir respeto en la carretera. Colectivos ciclistas de toda España han unido su voz para pedir más protección y medidas concretas que impidan que se produzcan nuevos atropellos. 

    Galicia no se ha quedado al margen de la protesta. En Vigo, la jornada reivindicativa coincidió con A Pedaliña, una marcha convocada por la Asociación A Golpe de Pedal para promocionar el uso de la bicicleta en la ciudad. Más de mil personas se reunieron sobre su bicicleta en el centro de Vigo y guardaron un minuto de silencio en recuerdo a aquellos compañeros que han perdido la vida en la carretera. 

    Mil bicis recorren Vigo

    En Santiago, cerca de 300 ciclistas se concretaron este domingo en la plaza del Obradoiro con el fin de hacerse oír y reclamar que se respete su vida cuando circulan por la carretera. Advierten que, cuando salen de casa, no quiere ser despedidos por sus familiares con un «ten coidado» que denota preocupación, sino con un «pásao ben e desfruta».

    Esta es una de las ideas centrales que figura en el manifiesto leído en la concentración compostelana, donde guardaron un minuto de silencio por los ciclistas fallecidos en las carreteras e hicieron una ofrenda floral ante la imagen del Apóstol.

    Concentración de ciclistas en Santiago

    En el catálogo de las reivindicaciones de los ciclistas está la reforma del Código Penal para que la imprudencia en la carretera sea tipificada como delito, la reducción de las velocidades durante los fines de semana o la intensificación de la vigilancia aérea para descubrir a los infractores, así como una policía ciclista camuflada.

    El origen, el atropello de Valencia

    Miles de aficionados al ciclismo, peñas ciclistas y familias enteras han marchado en una manifestación en bici por las calles del centro de la ciudad de Valencia. Los ciclistas, equipados con vistosos maillots y casco, han llevado a cabo una ruta circular con partida y llegada frente a la estación del Norte, y, en su recorrido, han protagonizado tanto pitadas como momentos de silencio en protesta por los tres últimos ciclistas fallecidos en carretera, atropellados por una conductora ebria hace tres semanas en Oliva (Valencia).

    Algunos de los manifestantes han lucido crespones negros en sus brazos «en memoria de los compañeros muertos» cuando practicaban ciclismo, mientras que otros han portado camisetas y pancartas con los lemas «No más atropellos», «Basta ya», «En una bici no va un ciclista sino una vida» y «Respeten los 1,5 metros de distancia de seguridad».

    Ver Comentarios