• La hija de Lobezno es gallega

    Dafne Keen, Laura en la película «Logan», es hija de la dramaturga y actriz ourensana María Fernández Ache y del intérprete británico Will Keen

    cándida andaluz

    «Mi hija siempre dice que es gallega», dice la actriz y dramaturga de Verín María Fernández Ache. Es la madre de Dafne Knee. Ese nombre puede que todavía no diga mucho en España, pero si se añade que da vida a Laura en la película Logan estrenada este año -la hija de Lobezno (Hugh Jackman) -seguramente que todo el mundo, sobre todo los amantes de la serie X-Men, le pondrán cara. Dafne tiene 12 años y vive en la actualidad en Madrid con su madre y su padre, Will Keen, actor británico conocido, entre otras cosas, por ser el protagonista (también junto a Dafne) de la serie Refugiados

    María Fernández Ache está empezando a retomar su vida artística, después del bum que supuso la elección de Dafne para la película de James Mangold. «Creció en salas de ensayos, teatros y platós. Lo ha mamado. Ella había hecho Refugiados y tenía clarísimo que quería ser actriz. Le busqué un representante y elegimos el de Will. Salió esta opción. Hicimos varias pruebas y la fueron escogiendo entre miles de niñas. Fox nos llevó a Nueva York para hacer el último texting y fue seleccionada», explica María. A partir de ahí comenzaron cinco meses frenéticos de rodaje y la ourensana acompañó a su hija durante todo el tiempo. «Para ella fue como un campamento de verano. No te lo puedes imaginar. Tumba a cualquiera. Empezaba a grabar, pasaba quince horas allí y nunca quería volver a casa», relata. Y para María resultó una maravillosa experiencia poder trabajar mano a mano con James Mangold. «Yo me dedico sobre todo al teatro, pero estar ahí sentada a su lado fue una oportunidad de oro», dice.

    A pesar de esta experiencia, María Fernández Ucha asegura que sus vidas no han cambiado demasiado. «Al vivir en Madrid es diferente. Mucha gente la ve por la calle y dice ‘¡Mira como se parece esa niña a la de Logan¡’ Pero no creen que sea ella». 

    Sin móvil y sin tele

    De eso tienen culpa los padres. Los dos han querido que Dafne no vea alterada su vida, llegando incluso a firmar una cláusula con Fox para evitar entrevistas, televisiones o participaciones en shows. «Queremos preservar su infancia. Pensamos que lo más importante es su formación como persona y ser humano, y no nos deslumbra Hollywood. Sabemos el peligro que existe cuando eres muy pequeño. Queremos que siga yendo al colegio con la máxima normalidad». Tanta, que otra película de Hollywood tendrá que esperar a que acabe el curso para iniciar a rodarse. No tiene teléfono móvil ni ve la televisión. «El otro día en los premios MTV no conocía a nadie. Es una niña atípica en ese sentido. Estaban todos los adolescentes como locos y ella no conocía a nadie», explica. Su único objetivo fue, al recoger el premio junto a Hugh Jackman como mejor pareja, dedicárselo a su madre. Y es que ambas tienen una relación muy especial. «Hablamos mucho de actores, vamos mucho juntas al cine y al teatro...». 

    María Fernández Ache ha tenido que dejar a un lado su carrera por Dafne. La ourensana supo desde pequeña que quería ser actriz, cuando una compañía de teatro llegó a Verín. La incomprensión de sus padres no fue un obstáculo y, ya en Madrid, se formó. Fue en un viaje a Londres, durante una visita a The Globe, cuando conoció a Will Keen. Amor a primera vista.

    Su carrera ha sido siempre ascendente. Ahora mismo está terminado la versión de La gaviota de Chéjov para hacer un montaje en Madrid y la producción de su obra Cocina, candidata a los MAX, para montar en Londres. «Tengo primos en Verín y una tía en Baiona. Vamos a Galicia menos de lo que queríamos. Pero siempre que podemos, nos escapamos», afirma.

    Ver Comentarios