• «Siempre supe que quería escribir»

    Nunca es tarde para cumplir un sueño. Y si no, que se lo pregunten a Eva Loureiro Vilarelhe, que debuta en el mercado editorial con una novela romántica protagonizada por una ferrolana de Caranza

    Beatriz Antón

    A Eva Loureiro Vilarelhe (Ferrol, 1976) siempre se le dio bien eso de hilar palabras. De niña, en el colegio, ya se lo decían sus maestros. Y de mayor no dejaban de repetírselo sus amigos y familiares. En su cabeza siempre planeaba el sueño de escribir una novela, pero, por haches o por bes, nunca encontraba el momento para hacerlo. Sin embargo, hace poco más de año y medio, todo cambió de repente. «En el 2015 me dio una arroutada y decidí dejar mi trabajo para poder escribir», cuenta Eva, quien hasta entonces daba clases de portugués en el Centro de Linguas del campus de Ferrol.

    Fue así, como a punto de cumplir 40 años y con tres hijos pequeños en casa, esta licenciada en Filología Portuguesa y experta en lenguas (¡habla nada más y nada menos que siete idiomas!) ha conseguido cumplir su sueño. Su primera criatura literaria se llama Predestinados y es solo el primer capítulo de una trilogía cuyas dos siguientes entregas ya están escritas y guardadas en el cajón a la espera de salir a la luz.

    «La historia me vino sola a la cabeza y poco a poco fui tirando del hilo hasta darme cuenta de que tenía material para tres libros», apunta Loureiro Vilarelhe. El primero, que ya se puede encontrar en la Central Librera de la calle Dolores y cuya presentación tendrá lugar este viernes en el bar Cuerda Floja, es una novela romántica protagonizada por una ferrolana a la que el destino la lleva a vivir en Nueva York y Tokio.

    «El libro cuenta una historia de amor, pero, a la vez, es mucho más que eso, porque también toca otros muchos temas, como por ejemplo la familia y la importancia de los amigos cuando esta te falta», apunta Eva.

    El personaje que protagoniza la novela, Beatriz Morgade, una artista y fotógrafa a la que el destino le depara un duro golpe, tiene mucho en común con su creadora. Las dos son mujeres, las dos son del barrio de Caranza y a las dos les seduce Nueva York y la cultura japonesa. Sin embargo, Loureiro Vilarelhe asegura que su vida no tiene nada que ver con la de la protagonista. «No es una novela autobiográfica, aunque sí es cierto que me he valido de ciertas experiencias personales para poder escribirla», apunta la autora.

    ¿Y Ferrol? ¿Qué lugar ocupa en las páginas de Predestinados? «Ferrol es importante porque la protagonista es de aquí y, aunque ya no vive en la cuidad, se sigue sintiendo muy ligada a sus raíces y vuelve siempre que puede», explica la autora. Así, entre párrafo y párrafo, en la historia se van colando rincones como el barrio de A Magdalena, Cabo Prior o San Felipe y cuestiones como la problemática del amianto o el panorama social del barrio de Caranza.

    Todos esos escenarios, junto al retrato de Nueva York y Tokio que pinta la escritora, sirven de telón de fondo a una historia en la que también pesa mucho el destino. De ahí el título del libro, Predestinados: «Es que yo siempre he pensado que las cosas no suceden por casualidad. Cada uno va haciendo su camino, pero ese camino te va a llevar a un lugar que ya estaba reservado para ti... Y tú, si eres generosa y honesta, como le ocurre a la protagonista del libro, al final vas a recibir eso mismo en tu vida, esa va a ser tu recompensa», reflexiona en voz alta Loureiro.

    Al igual que Beatriz Morgade, su «hija» literaria, la autora siente que su vida también le ha querido llevar al lugar para el que estaba predestinada. «En mi caso, siempre supe que quería escribir y ahora por fin lo he conseguido», dice satisfecha. Para lograrlo ha tenido que esperar casi cuatro décadas, pero a ella no le importa: «En una charla a la que asistí, José Saramago dijo que nunca es tarde para empezar a publicar y creo que no estaba equivocado».

    EN CORTO

    Editorial. Predestinados es una novela editada por Megustaescribir, del grupo Penguin Random House. Loureiro la califica como una novela romántica, pero recalca que no es solo para mujeres. «No creo que exista eso que llaman literatura femenina», advierte la autora.

    Presentación. La obra se presenta este viernes, a las 21.00 horas, en el Bar Cuerda Floja de la calle Espartero.