• Infiniti le pone emoción a la gama

    El Coupé Q60 de la gama Infiniti mide 4,69 metros y presenta una imagen deportiva, que combina además rasgos elegantes. La marca japonesa no se ha cortado a la hora de dotarlo de un potente motor V6 biturbo de 3 litros y 405 caballos , junto a otro más comedido de cuatro cilindros y 211 caballos, ambos de gasolina. los precios para este último, en oferta de lanzamiento, parten de 43.990 euros.

    Juan Ares

    El Q60 presenta un aspecto muy llamativo, con enormes llantas de 19 pulgadas, una llamativa parrilla delantera, faros rasgados, capó con volúmenes muy marcados y un guiño estético en su pilar trasero con un reborde en forma de media luna.

    Es un coche imponente, bien plantado, muy aerodinámico, que además goza de exclusividad porque serán poco más de un centenar de unidades las que llegarán a España.

    La gama de motores, ambos de gasolina, acentúa también esta impresión de deportividad del Q60. Sobre todo porque el V6 Biturbo de 3.0 litros y 405 caballos lo pone en la órbita de cualificados rivales como el Lexus RC, el BMW Serie 4, el Mercedes C Coupé y el Audi A5. Este motor va unido a una caja de cambios de siete velocidades con lo que alcanza una velocidad máxima de 259 km/h, acelerando de 0 a 100 km/h en solo 5 segundos. Eso sí, los consumos responden a esta alegría potencial con cifras por encima de los dos dígitos. La otra variante, de dos litros y cuatro cilindros, es más comedida, en aceleración y consumos.

    Como el Q60 es un auténtico escaparate tecnológico para la marca, incorpora toda la tecnología de esta. Por ejemplo, una dirección adaptativa que proporciona al conductor sensaciones al volante, al tiempo que le permite personalizar las reacciones del coche a su gusto.

    Infiniti ha trabajado mucho en las suspensiones de ambas versiones del Q60, pero en la equipada con motor V6 lo borda al añadir una suspensión controlada electrónicamente y en la que también el conductor puede ser elemento activo modificando su dureza en el modo Sport. La transmisión automática también lee estos mensajes para aplicar aceleraciones más raudas a fuerza de retrasar los cambios hasta revoluciones más altas de motor.

    Todo ello confiere una sensación de dinamismo al coche que hasta ahora no habíamos experimentado en ningún otro Infiniti.

    Pero al mismo tiempo, el interior del Q60 es cómodo, lujoso y acogedor. Con pocos ruidos, vibraciones y materiales de calidad bien ajustados, pese a que el diseño de interiores no sea uno de sus puntos fuertes. El Q60 cuenta con un equipo de sonido firmado por Bose que contenta a los más sibaritas gracias a sus 13 altavoces interiores. Además incorpora un nuevo sistema de información y entretenimiento con un procesador más rápido, que permite manejar desde la pantalla central los sistemas de navegación, climatización y ambiente interior del coche.

    A nivel de seguridad no falta el control de crucero inteligente, la frenada de emergencia ante peatones o los avisadores de carril y ángulo muerto. Con todo este equipamiento, el Infiniti Q60 se va a meter en el restringido grupo de coupés del segmento premium, en un momento en el que parece que repunta este mercado. Aunque hemos dado el precio de lanzamiento de la versión básica, hay que significar que la más potente V6 costará 66.700 euros, acorde a sus prestaciones.

    Ver Comentarios