• Ramón Sarmiento, nuevo secretario general de Comisiones Obreras de Galicia

    Su candidatura, la única que se presentaba, ha obtenido 194 a favor, 41 en contra y ninguno en blanco

    MARIO BERAMENDI Santiago de Compostela.

    Tal y como estaba previsto en el guion, Ramón Sarmiento será el sustituto de Xosé Manuel Sánchez Aguión al frente de Comisiones Obreras de Galicia. La candidatura de consenso que lideraba ha obtenido 191 votos a favor por 41 en blanco, una votación que ha cerrado el Congreso en Santiago y en el que el sindicato ha exhibido la bandera de la unidad en aras de ensanchar su base social y de convertir a la organización en un instrumento útil en un contexto de deterioro de las condiciones de trabajo. A ello se ha referido el propio Sarmiento en su primer discurso, recién elegido secretario xeral, y también el líder estatal, Ignacio Fernández Toxo, que esta mañana en Santiago ha asegurado que «la recesión ha terminado, pero no la crisis», en relación a los problemas que padecen miles de familias empobrecidas. El consenso ha sido posible gracias a que Maica Bouza, que iba a ser la riva de Sarmiento, un histórico del metal vigués, se ha integrado en su candidatura, una lista formada por cinco mujeres y tres hombres.

     El sindicato tiene ante sí el difícil reto de reconducir la situación económica, tras la pérdida de afiliados y el recorte de las subvenciones públicas. De hecho, necesita recortar su gasto en unos 300.000 euros. Desde que se inició la crisis, la central perdió unos ocho mil afiliados en Galicia, un 12 % de los que tenía, una sangría proporcional a la de la población asalariada en la comunidad. Eso ha mermado los ingresos por cuotas en casi 100.000 euros al año, según fuentes consultadas. Esta menor disponibilidad de recursos no solo vendría dada por la gente que ha dejado de pagar por estar en el paro, sino que muchos afiliados que siguen en el sindicato han rebajado sus aportaciones. Esto ha empujado a la dirección a poner sobre la mesa un plan de ajuste que conllevaría una reducción de personal: seis despidos por causas objetivas y tres incentivados (voluntarios), además de un posible expediente de regulación de empleo temporal y parcial que afectaría al personal del gabinete de salud laboral.

    Ver Comentarios