• La ley de autónomos deja fuera su gran reclamación: cotizar por ingresos reales

    La nueva norma bonificará la contratación de familiares e incluirá nuevas deducciones

    m. sío dopeso redacción / la voz.

    Todo el mundo está de acuerdo en que el régimen de trabajo autónomo que existe en España es muy mejorable. Por eso había grandes esperanzas depositadas en la ley de medidas urgentes para apoyar a este gran colectivo profesional (más de 3 millones de altas), que ya está en trámite parlamentario. Pero buena parte del gozo se ha ido al pozo, porque la gran demanda de los trabajadores, que es cotizar en función de los ingresos reales, ha quedado definitivamente fuera del documento, para ser discutida en algún momento en la mesa del Pacto de Toledo.

    No parece una medida urgente, a pesar de que la base mínima de cotización (por la que tributan 1,7 millones de trabajadores por cuenta propia en España) se incrementará otro 3 % este año, desde los actuales 893,1 euros a casi 920. La nueva tarifa afectará a 110.674 gallegos. Así que, mientras las cuotas no paran de subir, la verdadera reforma -que está directamente ligada al régimen de pensiones- queda pendiente, y miles de autónomos seguirán rindiendo cuentas, independientemente de los ingresos obtenidos.  

    Seis medidas urgentes

    Pero no todo son malas noticias, porque PP y Ciudadanos han acordado ya media docena de reformas que quedarán impresas en la próxima ley, siempre que consigan el consenso político necesario para sacarlas adelante.

    La medida estrella es la ampliación de la tarifa plana de 50 euros de cotización a 12 meses para todos los autónomos. Se contaba ya con ello, y la gran novedad introducida en la fase de enmiendas es que se reduce de 5 a 2 años el tiempo de carencia para beneficiarse de ella. Es decir, un autónomo podrá acogerse a la tarifa plana si no ha estado de alta en los últimos dos años.

    En materia de conciliación familiar, la reforma contempla que las autónomas que sean madres tendrán 12 meses de tarifa plana de 50 euros tras incorporarse de su baja maternal. Tanto la maternidad como la paternidad tendrán bonificada la cuota al 100 % durante el tiempo de baja.

    Trabajar en casa tendrá ciertas compensaciones económicas. Según el borrador de las enmiendas pactadas, se podrán deducir hasta un 20 % de los gastos de electricidad, gas y telefonía, siempre que el lugar de trabajo sea el domicilio residencial. A esta deducción se podrá sumar también la del vehículo. No es un apoyo menor, ya que los autónomos dedican de media un 18 % de los costes del negocio al pago de la factura eléctrica, según UPTA.

    Otra novedad: con la ley aprobada, los autónomos tendrán facilidades para la contratación de familiares con subvenciones en las cotizaciones. Se amplía la posibilidad del empresario a emplear a su pareja, padres, hijos, hermanos, abuelos, suegros, nietos, nueras o yernos. Hasta ahora, los empresarios, quienes tienen el control de la empresa, o los directivos solo podían contratar con ayudas a los jóvenes menores de 30 años o a un único familiar que fuera menor de 45 años.

    Esperada también es la mayor flexibilidad del régimen autónomo que se plantea en las alegaciones. Las bajas y altas se podrán realizar hasta 3 veces al año y serán efectivas en el día realizado, es decir, solo se pagará la cuota correspondiente a los días que esté el autónomo dado de alta, y no el mes completo como ocurre ahora.

    «El RETA cumple 50 años, ya es hora de que abordemos en profundidad una reforma urgente de la forma de cotizar»

    Las principales organizaciones de autónomos consideran que la ley de medidas urgentes que se está debatiendo para apoyar la actividad de los autónomos cojea, porque la verdadera reforma, que afecta a las cotizaciones y al régimen de pensiones de este colectivo, todavía es la que queda pendiente.

    Eduardo Abad, secretario general de UPTA insiste en la urgencia la reforma. «El RETA [Régimen Especial de Trabajo Autónomo] cumple los 50 años. Ya toca abordar en profundidad una reforma urgente de la forma de cotizar», afirma. «La reforma de las pensiones tiene que acelerarse, o modificamos el sistema pensando en el largo plazo, o dentro de poco vamos a tener problemas», advierte.

    «Queda mucho camino por recorrer. Pero hemos puesto los cimientos del que ha de ser por derecho propio el momento de los autónomos», valora por su parte Lorenzo Amor, presidente de ATA. 

    El año de los autónomos

    «El 2017 será un año legislativamente importante para los autónomos ya que antes del verano debe aprobarse la ley de medidas urgentes», asegura. Para el líder de ATA, el nuevo marco legal facilitará que surjan nuevas actividades y con ello contribuiremos al crecimiento económico aún más si cabe. «Los autónomos son la palanca de la creación de empleo, y si la economía española crece actualmente a un ritmo del 0,8 % es en gran parte por el empuje de los autónomos», asegura. Y apunta un dato: «No podemos olvidar que más de un millón de personas se han acogido a la tarifa de 50 euros desde que se puso en marcha».

    Ver Comentarios