La campaña finaliza con cerca de 20 millones de kilos de castañas de calidad

El 40% de las recogidas en Galicia proceden de la provincia de Lugo


lugo / la voz 30/11/2016 05:00

La cosecha de castañas de este año es de buena calidad y abundante, según declaró el presidente de la IXP Castaña de Galicia, Jesús Quintá, días antes del final de la campaña. A falta de una estimación final, una vez que concluya la recogida en las zonas de las montañas de Lugo y Ourense, calcula que la cantidad obtenida está «más próxima a los 20 millones de kilos de un año bueno, que a los 15 de uno malo». Lugo aporta el 40% de la producción de Galicia, con más del 50% de superficie de castaños de la comunidad autónoma, que suponen cerca de 40.000 hectáreas..

Los precios pagados en el primer eslabón de la cadena, el del productor, oscilaron entre 1 euro y 2 euros el kilo. Fueron algo inferiores en Lugo que en Ourense, provincia en la que la profesionalización de la producción de castaña está más avanzada. Esta es, según el presidente de la IXP, la gran asignatura pendiente del sector en Galicia, que tiene que caminar de la mano de la certificación.

La campaña cierra, según el presidente de la IXP con una castaña de mejor calidad que la temporada anterior, aunque, en su opinión, para que se pudiera conservar en mejores condiciones, faltó en la etapa inicial algo de más frío.

 

Profesionalización

Jesús Quintá destacó que la demanda ha sido bastante elevada, tanto para consumo en fresco como para transformación por parte de la industria. El reparto entre una y otra es aproximadamente del 50%.

El presidente de la IXP insistió en la necesidad de profesionalizar el sector y adelantó que solicitarán para Galicia un Centro de Investigación de la Castaña.

«Houbo -señaló el responsable de la Indicación Xeográfica Protexida- avances coa Xunta, que premia a plantación de variedades que son máis interesantes comercialmente, que son as seleccionadas pola IXP, oito, non as 82 que existen; e o método de cultivo diseñado por Lourizán con plantacións ordenadas, que permiten a mecanización».

«Os que levamos moito tempo nisto -apuntó- sabemos que o futuro está por esta línea»

Quintá lamentó que no haya tanta planta certificada como demanda se prevé. «Os viveiros -dijo- tiveron cuatro anos para centrarse nas variedades. Hai que facer un esforzo para que haxa suficiente»

La diferencia entre una variedad y otra, según dijo, está fundamentalmente en el precio. «As industrias -apuntó- estamos mercando moita castaña fóra para ter variedades que non había en Galicia».

Votación
0 votos
Etiquetas
Xunta de Galicia
Comentarios