El kilo de mencía llega a alcanzar 1,50 euros por la escasez de uva

La mayoría de las grandes bodegas evitan entrar en una escalada de precios


MONFORTE / la voz 23/09/2016 05:00

La cosecha del 2000 marcó un punto de inflexión en Ribeira Sacra. Por aquel entonces, la producción se movía en torno a los tres millones de kilos de uva. Poca cosa para satisfacer la demanda de un mercado ávido de un tipo de vinos que suponían un soplo de aire fresco. Las bodegas pujaban entonces por la mencía a golpe de talonario, hasta que se selló algo así como un pacto para evitar que los precios se saliesen de madre. Aunque con algún desmarque esporádico, esa sintonía se mantuvo hasta la fecha entre los grandes elaboradores. Las mermas por el mildiu y el granizo pondrán a prueba esta vendimia su solidez.

«Se os que compran o 80% da uva queren que haxa estabilidade nos prezos, vaina haber fixo», dice el presidente del consejo regulador de Ribeira Sacra, José Manuel Rodríguez. Se refiere a las bodegas Rectoral de Amandi, Adegas Moure, Santa María de Nogueira, Vía Romana, Ponte da Boga, Regina Viarum y Val de Quiroga, las siete de mayor capacidad, con las que celebró la segunda semana de septiembre la habitual reunión previa al inicio de la vendimia. Rodríguez admite que puede existir cierto «clima de desasosego nalgún lugar», pero apunta a continuación que obedece a episodios que «non deixan de ser unha anécdota».

Estos episodios puntuales han propiciado una inesperada subida del precio de la uva en zonas de la denominación de origen alejadas de las riberas donde solía estar más cotizada. En Espasantes, por ejemplo, se ha llegado a ofrecer 1,50 euros por el kilo de mencía con contratos que tendrían una vigencia de cuatro años. ¿Vuelta atrás en la política de precios? «Fuera de casos muy concretos, los precios no van a oscilar gran cosa. Los viticultores están demostrando fidelidad, no se han vuelto locos. Saben por experiencia que detrás de un año viene otro», señala un enólogo que asesora bodegas en varias subzonas de la denominación de origen.

 

A partir del día 27

Del ochenta por ciento de la producción que controlan las principales bodegas, Rectoral de Amandi se lleva sin duda la tajada del león. La principal firma elaboradora de la Ribeira Sacra abrirá la campaña el próximo día 27 de septiembre sin variación en los precios de la pasada vendimia, de 1,20 euros el kilo de uva en Amandi y un euro en el resto de las subzonas de la denominación de origen. Eso sí, ha tratado de recuperar algunos de los proveedores de los que había prescindido en la vendimia del 2013. Y es que la digestión de los siete millones de kilos cosechados en el 2011 se hizo pesada para casi todas las bodegas.

Entre las que participaron en la reunión con el presidente del consejo regulador hay quien está pagando el kilo de mencía a 1,30 euros. En las cosechas previas al año 2000, cuando se decidió atajar la escalada de precios, la mencía había llegado a pagarse a 225 pesetas el kilo, el equivalente a 1,35 euros.

La subida es más generalizada en las variedades blancas por la drástica caída de producción

La producción cae este año en todas las denominaciones de origen gallegas. La subida de precios de la uva también es bastante generalizada. En Rías Baixas el kilo de albariño llega a pagarse a dos euros, algo que no sucedía en los últimos años. Los bodegueros de Ribeira Sacra coinciden en señalar que hay menos nerviosismo del esperado. Sea debido a la madurez del sector o a la existencia de remanentes de la anterior cosecha, se perciben menos prisas de lo que cabía esperar por hacerse con uvas.

«Conviene tener mucho cuidado con inflar una burbuja de precios a cuenta de vinos frikis que hace gente que ni siquiera vive aquí», avisa un elaborador de la zona ourensana. La creciente atención que prestan otras denominaciones de origen a la elaboración de vinos jóvenes, empezando por Rioja, también anima por otra parte a muchas bodegas de Ribeira Sacra a ser prudentes en las compras.

 

Menos godello

Las uvas blancas, y en especial el godello, son otra historia. El mildiu se cebó especialmente con esa variedad justo cuando sus vinos tienen mayor demanda en el mercado. Los datos de vendimia que da a conocer diariamente el consejo regulador de Ribeira Sacra confirman la escasez de esta uva, por la que se están pagando hasta 1,70 euros el kilo. «Es la ley de la oferta y la demanda», dice uno de los bodegueros que han asumido ese precio. Con fecha de ayer se habían recogido 37.000 kilos, una cantidad muy baja si se tiene en cuanta que es una de las primeras variedades en recolectarse.

Votación
0 votos
Etiquetas
Comentarios