Imagen:

Los rebeldes negocian en secreto con Rusia la rendición de Alepo

La ONU ultima con Moscú la apertura de cuatro corredores humanitarios para ayudar a los civiles


Redacción / La Voz 02/12/2016 07:41

Hace meses que los opositores a Bachar al Asad no cuentan con el respaldo de EE.UU., Turquía o los reinos del Golfo para defender Alepo. Lo que explica sus últimas derrotas. Abandonados a su suerte, los insurgentes se limitan a defenderse del avance del Ejército sirio y sus aliados, mientras sus líderes ya negocian en secreto con Rusia como poner fin a los combates. El Financial Times da cuesta de esas conversaciones en Ankara. «Los rusos y los turcos están hablando ahora sin EE.UU., que está completamente excluido y ni siquiera sabe lo que está pasando en Ankara», declaró al diario británico uno de los cuatro opositores que participan en los contactos. La intermediación turca tiene lugar después de que Recep Tayyip Erdogan haya apostado por alinearse con Vladimir Putin, espoleado por su enfrentamiento con Europa por la represión tras la fallida asonada.

«Las negociaciones se están haciendo directamente con los rusos porque todos sabemos en este momento que Bachar al Asad no es nada más que un gobernador provincial que lleva a cabo las órdenes de Putin», dijo al Financial Alí Sheikh Omar, líder del consejo municipal de Alepo, que pretende unirse a las negociaciones. Aunque los avances son todavía escasos, las conversaciones pone de manifiesto el cambio de ciclo en Oriente Medio, según el Financial. En la región parece haber una voluntad de dejar a un lado a Washington para buscar pactos con Rusia, aprovechando el impasse por el cambio de inquilino en la Casa Blanca.

Pero no todos los grupos están dispuestos a retirarse. «Los revolucionarios no piensan en rendirse; es su país, son sus casas, sus calles y sus barrios, no quieren que milicias rusas o iraníes los ocupen», anunció Zakaría Malahifyi, dirigente de Fastaqim. Varios grupos crearon ayer una nueva alianza militar para organizar unidos las defensas.

A golpe de bombardeos aéreos, barriles explosivos y disparos de artillería desde hace 15 días, la devastación es total en el este de Alepo. Entre las últimas víctimas, están cuatro menores de una misma familia y Anas al Basha, un activista de 24 años conocido como «el payaso de Alepo».

Más de 30.000 civiles han huido de Alepo, pero otros más siguen atrapados en los combates. La ONU y Rusia negociaban ayer en Ginebra la apertura de corredores humanitarios para llevar ayuda a la población y evacuar a los heridos. Rusia está dispuesta a abrir cuatro corredores seguros, informó el coordinador de ayuda para Siria, Jan Egeland. «Así podríamos sacar al menos a 400 heridos, así como llevar suministro médico y alimentos», añadió. Las tropas de Damasco, junto con miles de combatientes libaneses, iraníes, iraquíes y palestinos, controlan ya el 40 % del bastión rebelde. Ayer centenares de soldados de las unidades de élite sirias tomaron posiciones para conquistar los barrios más poblados, según AFP.

Votación
0 votos
Etiquetas
Bachar al Asad Siria
Comentarios