Imagen:

Renzi deposita su esperanza en el voto de los italianos en el exterior

En caso de la victoria del no en el referendo de este fin de semana, el Movimiento 5 Estrellas y la Liga Norte exigirán su dimisión para pedir la celebración de elecciones


roma / corresponsal 02/12/2016 07:42

Las últimas horas antes del cierre de la campaña del referendo son una cacería en busca del voto indeciso, que se considera decisivo de cara al resultado. La incertidumbre es tal que en las últimas horas se barajan diversas teorías sobre el futuro del jefe del Gobierno, Matteo Renzi. En caso de victoria del no, el Movimiento 5 Estrellas y la Liga Norte exigirán su dimisión para pedir la celebración de elecciones aunque algunos analistas aseguran que el presidente de la República, Sergio Mattarella, no lo obligará a dimitir porque no quiere que «Italia quede sin gobierno». En juego además está la ley electoral, el Italicum, al examen del Tribunal Constitucional. Votar con una ley que podría ser anticonstitucional es un riesgo que Mattarella no quiere correr y por ello ayer Renzi aseguraba que, si gana, «en tres meses será posible hacer una nueva ley electoral».

El primer ministro dedicó sus esfuerzos de las últimas horas a conseguir que los numerosos italianos residentes en el extranjero voten a favor de las reformas constitucionales, en un intento desesperado por dar la vuelta a las encuestas que al principio de la campaña daban como perdedor el sí. «Si el sí consigue conquistar a dos tercios de los italianos en el extranjero, entonces lo podemos conseguir», reflexionó en un encuentro con la prensa belga. El comité del no, que reúne a promotores independientes, teme que las operaciones de voto en el extranjero no sean transparentes y afirma que el voto por correo no garantiza su secreto. El presidente del comité, Alessandro Pace, anunció que recurrirán el resultado si los votos del extranjeros son determinantes.

El tono de la campaña se calentó tras el anuncio de Beppe Grillo de que su movimiento denunciará a Renzi por «delito de abuso a la credulidad popular» por la «falsa papeleta electoral del Senado» que enseñó en su blog. «Sí no existe ninguna ley electoral para los senadores y su reforma dice que serán elegidos por los consejos regionales, ¿cómo puede haber una papeleta de voto?», se preguntó el cómico en su blog. En contrapartida, Renzi recibió en las últimas horas el inesperado apoyo del ex jefe del Gobierno, Romano Prodi, que hasta ahora no había querido manifestarse. La declaración supone un duro golpe moral contra quienes dentro del Partido Democrático apoyan el no.

Votación
0 votos
Etiquetas
Matteo Renzi Italia
Comentarios