La Voz de Galicia

lavozdegalicia.es
Edición digital de La Voz de Galicia. El diario más leído de Galicia gracias a la participación de sus lectores, con la última actualidad, multimedia, opinión y debates sobre negocios, deportes, cine, viajes, libros, empleo, educación, inmobiliaria, automóviles y mucho más en sus 14 ediciones: A Coruña, A Mariña, Arousa, Barbanza, Carballo, Deza-Tabeirós, Ferrol, Lemos, Lugo, Ourense, Pontevedra, Santiago, Vigo y Madrid
  • 13 de marzo del 2006
Logotipo de La Voz de Galicia

Niños aprensivos cuando otros lloran, con cicatrices y vómitos constantes

CÓMO DETECTARLO

?a Xunta editó una guía para la detección del maltrato infantil, en la que se recogen los síntomas físicos y conductuales del niño y los comportamientos del cuidador que pueden alertar sobre un posible abuso.

Maltrato físico. Presencia de magulladuras en diferentes fases de cicatrización, quemaduras, fracturas, lesiones abdominales, vómitos constantes o marcas de mordeduras. El niño es cauteloso respecto al contacto físico con el adulto, asume conductas extremas o se muestra aprensivo cuando lloran otros niños. El cuidador percibe al niño de forma negativa (lo mira como si fuera malo, perverso), no da explicaciones respecto a las lesiones o utiliza una disciplina severa, inapropiada para la edad del niño. Abuso sexual. Además de los síntomas físicos, el menor tiene conductas o comportamientos sexuales extraños, tiene poca relación con sus compañeros y parece reservado o con fantasías o conductas infantiles. Incluso puede parecer retrasado. El cuidador es extremadamente protector o celoso del niño o muestra dificultades en su matrimonio.

Maltrato emocional. El menor puede parecer excesivamente complaciente, nada exigente, o muestra conductas agresivas. En ocasiones puede tener actitudes demasiado de adultos (hace el papel de papá de otros niños), o demasiado de niño (se chupa el dedo, se mece). El cuidador culpa o desprecia al menor, trata de forma desigual a los hermanos, es frío o tolera todos los comportamientos sin poner ningún límite.

Abandono físico. El niño tiene cansancio o apatía permanentes, hay una constante falta de supervisión, va sucio, inadecuadamente vestido, pide o roba comida, no va a la escuela, o le faltan cuidados médicos básicos (no está vacunado).

LA VOZ DE GALICIA,S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general. M de A Coruña en el Tomo 2.438 del Archivo, Sección General, al folio 92, hoja C-2141.CIF: A 15000649

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (España) RM de A Coruña: tomo 2413, folio 84, hoja C-12502. CIF: B-15.482.177