El paraguayo deportado de Santiago tenía causas pendientes y su madre lo denunció por agresión

La expulsión efectiva se produjo a raíz de la última denuncia de su madre


santiago / la voz 30/11/2016 05:00

El paraguayo de 19 años que residía en Santiago desde los cinco y que fue deportado por estar en situación irregular en el país tenía causas judiciales abiertas. A Fernando Daniel V. M. le constan detenciones en la Policía Nacional y dos denuncias por violencia en el ámbito familiar debido a que su propia madre denunció que le había agredido.

De hecho, la expulsión efectiva se produjo a raíz de la última denuncia de su madre. Cuando los agentes acudieron a la vivienda en la que ambos residían en Santiago, fuentes policiales aseguran que Fernando Daniel agarró a su progenitora del cuello y la insultó. Fue en ese momento cuando, al comprobar sus datos, se detectó que al arrestado le constaba una orden de expulsión del país en vigor, por lo que se inició el proceso por el cual ha sido ya deportado a su país. La comisaría compostelana seguía de cerca los pasos del joven paraguayo debido a que se movía en un entorno delincuencial.

Protestas

La deportación tiene por tanto una base administrativa, como es que Fernando Daniel estaba en situación irregular desde que con cinco años de edad llegó a Galicia, pero el detonante final de su expulsión fue esta última detención tras la denuncia por agresión de su madre.

El Foro Galego da Emigración denunció esta expulsión que calificó como «injustificada» y «brutal», quejas de las que se hicieron eco el alcalde de Santiago, Martiño Noriega (Compostela Aberta) y el diputado autonómico Xabier Ron (Esquerda Unida). El regidor santiagués llegó a asegurar que «moitos falamos das intencións de Donald Trump nos Estados Unidos pero en materia de inmigración empregamos o mesmo modus operandi».

El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, lamentó ayer que «mucha gente esté hablando sin tener conocimiento de causa» y añadió que ha informado del caso al embajador de Paraguay, «que lo ha entendido perfectamente».

Miguel Fernández, del Foro da Emigración, reconoce los problemas policiales del joven paraguayo y las agresiones a la madre, pero entiende que «non teñen nada que ver» con su expulsión del país, que siguen considerando irregular porque Fernando Daniel podía acreditar su arraigo y el asunto debería haberse solventado solo con una multa. La otra queja del Foro es que el joven no tiene familia en su país de nacimiento, aunque lo cierto es que allí residen su padre, varias tías y una hermanastra.

Votación
20 votos
Etiquetas
Paraguay
Comentarios