La Xunta modifica sus Presupuestos una media de 85 veces cada mes

En medio año cambió el destino inicial de 800 millones con variaciones de crédito


santiago / la voz 30/11/2016 18:59

Galicia vive una situación inusual. Las elecciones autonómicas en septiembre y el dilatado Gobierno en funciones en España han provocado un notable retraso en los Orzamentos del 2017, las cuentas que permiten que la maquinaria administrativa funcione y, sobre todo, que la Xunta pague a sus empleados y que gaste los fondos que recauda. Lo ordinario desde que Alberto Núñez Feijoo llegó al poder en el 2009 es que el diseño de los Presupuestos se cerrase en el mes de octubre para dar margen a los trámites parlamentarios y conseguir así que estuviesen activos a 1 de enero.

Pero ¿podría una familia a día de hoy calcular con exactitud los gastos que va a tener en el mes de marzo del 2017 o, peor todavía, en el imprevisible mes de agosto? Pues la Administración autonómica tampoco, solo que, si a la Xunta le toca hacer lo que equivaldría a cambiar la batería del coche o a pagar a un fontanero, tiene que recurrir a las modificaciones de crédito, una figura recogida en todas las instituciones ejecutivas españolas y que están reguladas por normativas de contabilidad.

Esta herramienta permite afrontar necesidades sobrevenidas o inesperadas en el momento de elaborar los Presupuestos y cuyo destino se considera prioritario. Lo sorprendente es que la Xunta lo ha hecho ya en el primer semestre del año en 521 ocasiones, alterando el destino de casi 767 millones de euros, cuando las cuentas para todo el ejercicio sumaban 8.873 millones. Se trata, aseguran desde Facenda, de una cantidad de modificados de crédito que está «na mesma liña de todos os anos».

Una parte relevante de las modificaciones presupuestarias son ampliaciones de crédito, lo que no supone variar el gasto final, sino atenderlo en su totalidad, y otras veces el objetivo es incorporar los remanentes del anterior ejercicio. Reconocen desde el departamento que dirige el conselleiro Valeriano Martínez que existen dificultades para afinar «con exactitude» con algunas partidas, como pueden ser los gastos sanitarios, los refuerzos de personal en el Sergas a lo largo del año o los que se producen en los servicios de lucha contra los incendios, cuya campaña veraniega es en ocasiones imprevisible. Existe además otro capítulo variable, el de las cotizaciones a la Seguridad Social, que varían a lo largo del año en función de las circunstancias personales de cada trabajador.

Del millar de modificaciones que pueden realizarse al final de cada ejercicio un buen número son tan solo de miles de euros, pero la normativa obliga a justificar cada euro. Solo un puñado de ellas cada mes movilizan millones. Son, sobre todo, las relativas a infraestructuras o personal, dos de los capítulos que absorben la mayor parte de los ceros.

Para la Xunta, más que improvisación, recurrir a la herramienta de las modificaciones presupuestarias significa poder exprimir al máximo las cuentas y alcanzar una ejecución incluso superior al 100 %, como ocurrió en el 2015. De otra forma «non sería posible facer moitos gastos», advierten. De cada euro que cambia de destino tiene que ser informado el Parlamento, y ahora son visibles esas operaciones gracias al portal de transparencia de la Xunta, que ha colgado los movimientos del 2015 y del primer semestre del 2016, entre los que hay algunos capítulos llamativos:

La máxima

Más crédito. En el mes de mayo la Administración autonómica solicitó una ampliación de crédito de 160 millones de euros, y lo justifica con un lacónico «outros imprevistos». En realidad, se trata de que la Xunta optimiza su capacidad de endeudamiento, calculada en principio en el 0,3 % del PIB y fijada finalmente en el 0,7 %. No se consolida para futuros ejercicios. 

La mínima

21,45 euros. También en el quinto mes del año se produjo la transferencia de crédito por menor importe, 21,45 euros. El objetivo de la modificación es atender el pago de intereses de una transferencia mayor, de cerca de 400 euros, que le reclama la Axencia Tributaria al Instituto Galego de Saúde Laboral por retenciones de IRPF.

La primera

Compra de acciones. La primera gran modificación de los Presupuestos se produjo ya en enero, por casi nueve millones de euros. El objetivo fue generar crédito y permitir a la Xunta acudir al derecho de tanteo en un movimiento de acciones de Reganosa, sociedad participada al 17,5 % por la Administración autonómica en ese momento.

 

Remanentes

Para el ejercicio siguiente. Entre las operaciones administrativas es habitual que se incorporen los remanentes de crédito de ejercicios anteriores, y este año se sumaron a las cuentas más de 24 millones del año 2015 que se correspondían con programas del Instituto Galego da Vivenda y de obras de saneamiento de la Consellería de Infraestruturas. Con el dinero se aprueban gastos en la Zona Franca de Vigo.

 

Marzo, mes activo

Pequeñas facturas. El mes de marzo es el que suma más cambios presupuestarios. Fueron 118, lo que suponen cinco operaciones en cada jornada hábil administrativa. Sin embargo, se trata de pequeñas cantidades que solo suman 67 millones entre varias consellerías.

Pagar a los médicos

Recuperación de la extra. En junio la mayor modificación de crédito fue una alegría para los empleados públicos del Sergas. La recuperación de la extra perdida en el 2012 y un porcentaje adicional también de ese año les costó a las arcas de la Xunta 17,6 millones de euros. Las negociaciones entre la Administración y los sindicatos fueron muy intensas y fructíferas, quizás por tratarse de año electoral. Para los Presupuestos del 2017 ya va incluida la reposición de la paga extra que han dejado de percibir los funcionarios. La recuperación de los fondos perdidos es, de momento, una quimera.

Este viernes los Orzamentos irán al Consello de la Xunta, paso previo a la tramitación en el Parlamento. Si no existen interferencias, a mediados de febrero deberían funcionar a pleno rendimiento.

Votación
1 votos
Etiquetas
Consello de la Xunta Elecciones autonómicas Seguridad Social
Comentarios