El Estado Islámico y el tráfico de personas

Los expertos ven un lucrativo negocio en la red de inmigración en la que se integrarían los detenidos en Galicia


redacción / la voz 30/11/2016 07:52

La red de inmigración ilegal del Estado Islámico (EI) en la que presuntamente estarían integrados los dos argelinos detenidos este lunes en Arteixo y Vimianzo supone una actividad «muy lucrativa» para los terroristas, que aprovechan estas redes para infiltrar retornados en Europa, una vez que los territorios que controlan en Siria e Irak empiezan a estrecharse y a ser cada vez más inseguros. Carola García-Calvo, investigadora del Real Instituto Elcano especializada en terrorismo global y yihadista, y en la presencia del Estado Islámico en España, asume que el tráfico de personas es una de las fuentes de financiación del EI. «Sabemos que se han valido de los flujos de inmigrantes y refugiados procedentes de Oriente Medio para infiltrar terroristas en Europa y facilitar el retorno de combatientes terroristas extranjeros a sus países de Europa, facilitándoles documentación falsa, tanto por la ruta de los Balcanes como a través de Grecia», explica.

Otra zona muy importante en la red ilegal de inmigración de los yihadistas es Libia, donde esta organización yihadista controla nada menos que 150 kilómetros de costa en la provincia de Sirte «y cobra a los inmigrantes que tratan de alcanzar las costas europeas un alto precio por su pasaje», asegura García-Calvo.

La amenaza potencial de que los 7.000 europeos que fueron a luchar en las filas del EI retornen algún día para atentar en los países occidentales preocupa sobremanera a los servicios de inteligencia y a las fuerzas de seguridad. De acuerdo con las informaciones de la Guardia Civil, los dos argelinos detenidos en Galicia formarían parte de esta red, que se ha probado que introdujo en Europa a terroristas de los atentados de París. No obstante, el uso de redes comunes con refugiados e inmigrantes no debería ser una disculpa para criminalizar a unos colectivos que, en muchos casos, son también víctimas de las acciones bélicas del Estado Islámico en Siria e Irak.

¿A qué se debe la primera detención de yihadistas en Galicia y que ambos sean argelinos, una nacionalidad de la que apenas hubo detenidos desde febrero del 2013, cuando el EI se separa de Al Qaida? ¿Quizás están buscando lugares en los que disfruten de una menor presión policial? Carola García-Calvo explica a La Voz que no se ha detectado por el momento una estrategia en este sentido. «Es más, los terroristas yihadistas, también los relacionados con el Estado Islámico, tienden a concentrarse en zonas más urbanas, además de por ser áreas tradicionalmente receptoras de inmigración, también por ser ámbitos más propicios para pasar inadvertidos y gozar de un mayor anonimato», añade.

La investigadora del Real Instituto Elcano aporta una explicación de la presencia de los yihadistas en la comunidad que, cree, podría ser circunstancial. «Hasta la fecha no se había producido ninguna detención en Galicia. La presencia de uno de los detenidos parece responder a causas de arraigo familiar, dado que uno de los implicados está casado con una mujer oriunda de Vimianzo y empadronado junto a ella. El caso del otro detenido [el de Arteixo] puede responder a alguna oportunidad de carácter laboral», afirma. Galicia no está en las zonas calientes de la movilización yihadista en España, que se concentra principalmente en la provincia de Barcelona, Ceuta y Madrid.

¿Y el factor argelino? García Calvo da algunas claves sobre el papel de los extremistas de Argelia en el EI, y recuerda que uno de los grupos yihadistas que opera en ese país, el denominado Soldados del Califato, «juró lealtad al Estado Islámico tras escindirse de Al Qaida en el Magreb islámico en el 2014». En agosto de este año, el Ejército argelino lanzó una ofensiva contra este grupo que imita el sadismo y la propaganda del EI, y logró alejarlos de las montañas situadas al este de la capital, Argel. En septiembre del 2014, secuestraron y decapitaron a un turista francés, lo que provocó una importante ofensiva del Ejército de Argelia, que combate a los extremistas islámicos como si fuera una guerra abierta, como hizo en su momento -en la década de los noventa- con el poderoso GIA (Grupo Islámico Armado), que se dedicó a masacrar a los defensores del estado laico argelino. En cualquier caso, esto no debe llevar a pensar que los dos súbditos de Argelia detenidos en Galicia forman parte del grupo Soldados del Califato. De hecho, aún debe probarse su pertenencia a la red de inmigración ilegal del EI, cuestión que se determinará en la Audiencia Nacional.

La tradición argelina

García-Calvo, que elaboró junto a Fernando Reinares un amplio perfil de los yihadistas en el estudio Estado Islámico en España, editado por el Real Instituto Elcano, admite que la presencia de los argelinos es marginal entre los detenidos en España, pues no llega al 1 % del total. Pero quiere resaltar la dramática tradición islamista extremista en este país tan cercano a España. «Las redes yihadistas argelinas tuvieron gran relevancia desde mediados de los noventa hasta el 2004. De hecho, el primer individuo condenado en nuestro país por este tipo de actividades fue precisamente un argelino, vinculado al GIA, detenido en Barcelona en el año 1995. Dos años más tarde, en 1997, se llevó a cabo la operación Apreciate en la Comunidad Valenciana, que desarticuló una célula del GIA establecida en España».

Votación
4 votos
Etiquetas
Estado Islámico Siria Crisis migratoria Revueltas en el Mundo Árabe
Comentarios