Imagen:

¿Por qué nos sobra el abrigo este otoño?

Los meteorólogos relacionan las altas temperaturas con la influencia del cambio climático y la inercia producida por el extraordinario buen tiempo del verano


redacción / la voz 19/10/2016 05:00

Octubre es, por antonomasia, el mes de transición entre la constante influencia anticiclónica y el predominio de las borrascas. Este año, sin embargo, el tiempo continúa con la tendencia iniciada en verano: altas temperaturas y escasez de lluvias, con la particularidad de que cada vez se acerca más el invierno y el abrigo sigue un día tras otro en el armario. Los expertos no dudan en ponerles nombre a las causas que impiden que el veroño cambie por fin de prefijo.

No es la primera vez que los expertos advierten de la tendencia hacia una polarización de las estaciones, según la cual irían desapareciendo progresivamente la primavera y el otoño como causa del cambio climático. Según Francisco Infante, delegado de la Aemet en Galicia, «en este caso no se puede hablar de una relación directa con este fenómeno, pero sí hay indicios». Este experto se refiere a la «inercia» por las altas temperaturas de los últimos meses en la comunidad. «Es difícil que se produzca una bajada de los termómetros en un período de tiempo tan corto. Es determinante la dinámica de la propia atmósfera y la influencia de los océanos», explica.

El meteorólogo Juan Taboada también utiliza el término inercia para referirse al porqué de estas temperaturas, más propias de finales de verano que del momento actual. Sin embargo, él habla de una «posible relación con El Niño». En años en que se ha producido este fenómeno meteorológico y oceánico que influye en el sistema climático global, los otoños del noroeste español han sido húmedos y cálidos. Una situación del todo parecida a la que se está viviendo en Galicia.

Tan solo en Cabeza de Manzaneda tuvieron este mes alguna jornada de temperaturas invernales, con 5,8 grados el pasado 12 de octubre. Toda una excepción, ya que la horquilla de valores de este mes se está moviendo en torno a los 15 grados. Hasta el fin de semana el tiempo será seco y las temperaturas se mantendrán elevadas -alcanzando los 23 grados en Vigo- debido a que «el anticiclón situado al noroeste de Galicia bloquea la entrada de aire frío de la borrasca que se encuentra sobre las islas británicas, como lo hace con las bajas presiones posicionadas al sur de Lisboa», explican fuentes de Meteogalicia. Que las mañanas sean soleadas, por otra parte, «también ayuda a mantener estos valores».

Juan Taboada estima que la última semana del mes comenzará con un clima típicamente otoñal, aunque en días posteriores «se recuperará de nuevo la influencia anticiclónica». Sí, finalizará octubre y el buen tiempo seguirá acompañando a los gallegos, sobre todo en lo referente a las temperaturas, ya que continuarán las lluvias intermitentes.

14 grados por la noche en pleno mes de octubre

Jornadas con 13 o 14 grados es una situación de lo más habitual para el mes de octubre. Ya no lo es tanto si estas temperaturas se experimentan por la noche. Estos valores se podrán alcanzar en las ciudades de Vigo y Pontevedra durante los próximos dos días, y la ciudad de A Coruña llegará a los 12 grados de mínima. Las noches más frescas se vivirán en Lugo, con temperaturas que no superarán los 8 grados.

Votación
4 votos
Etiquetas
Meteorología
Comentarios