Imagen:

España preside por última vez el Consejo de Seguridad de la ONU

El principal objetivo de su mandato, que ocupará en diciembre, será la lucha contra el terrorismo


NUEVA YORK / CORRESPONSAL 02/12/2016 07:41

«Ejerceremos nuestra presidencia de la manera más transparente posible y con un espíritu constructivo en favor de la paz y seguridad internacionales», aseguró el Gobierno español al respecto de su segunda recién estrenada presidencia en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) y que ostentará hasta el 31 de diciembre.

Ayer por la tarde, primer día de su último mes como miembro del Consejo de Seguridad y tras dos años de permanencia, sus 15 integrantes se reunieron a puerta cerrada para definir todo el programa del mes, liderado por el embajador español, Román Oyarzun. Un programa cuyo hilo conductor será la lucha contra el terrorismo abordada desde la cooperación judicial y lucha contra la trata de personas.

Posible viaje de Rajoy

La agenda pactada contará con la presencia de varios miembros del Gobierno español que podrían pasar por el propio presidente, y es que fuentes consultadas en la Moncloa, aseguran que Mariano Rajoy «está valorando la posibilidad» de acudir a la reunión del próximo 20 de diciembre, en la que se debatirá una resolución para combatir la trata de seres humanos. De ser así, sería la segunda vez que Rajoy lo hace y su presencia sería bien significativa teniendo en cuenta que a finales de mes termina el período de pertenencia española al Consejo de Seguridad. La salida de España de este organismo coincidirá con el relevo de Ban Ki-Moon, actual secretario general de la ONU y a quien el Gobierno español condecorará.

Días antes, el 12 de diciembre, tendrá lugar otra reunión que presidirá el ministro de Justicia, Rafael Catalá y donde se debatirá el refuerzo de la cooperación judicial internacional para incrementar la agilidad en la lucha contra el terrorismo, y cuya base serán los documentos aprobados en el 2015 en Madrid para combatir el flujo de combatientes extranjeros.

Tres días más tarde, el 15 de diciembre, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis presidirá el debate sobre la renovación de la resolución 1.540, con vistas a crear otra nueva que evite que armas de destrucción masiva acaben en manos de organizaciones terroristas.

Para ser debatidos y votados, cada uno de los textos requiere un acuerdo previo pactado con los otros miembros del Consejo de Seguridad (cinco permanentes y con derecho a veto y otros diez que no lo son, entre los que se encuentra España), en reuniones de alto nivel en la sede de la ONU.

Votación
3 votos
Etiquetas
ONU Mariano Rajoy Naciones Unidas Terrorismo Moncloa Alfonso Dastis Quecedo Rafael Catalá
Comentarios