pub
Actualizado La Voz, página de inicio
Ir a la Portada

D Escapada Cachemira, el misterio asiático que sigue intacto

Tras las inundaciones que provocaron muertes y desolación, la región intenta recuperar el turismo.

Autor:
Dolores Vázquez
Fecha de publicación:
Hora:
Actualizada a las 9:39 h
  • Valoración de la noticia 1 , 2 , 3 , 4 , 5 , ()
  • Envíando datos... Espere, por favor.
  •  Gracias.

La Cachemira india se lame de las heridas dejadas por las riadas que sepultaron el pasado agosto, además de la vida de unas 170 personas, sus aspiraciones como enclave turístico. Tras las devastadoras inundaciones, la población hace una llamada a la reflexión y asegura que sus atractivos siguen intactos y el mayor apoyo que se puede hacer a los damnificados es que se mantenga el flujo de visitantes. Si algunos quieren ver en los valles de esta región asiática el escenario del legendario Shangri-La, otros sitúan en sus cumbres, en la cordillera del Himalaya, el lugar ideal para iniciarse en la alta montaña con el reclamo que tiene para el viajero sumergirse en la cultura tibetana sin visitar China y alcanzar pequeños hitos como atravesar la carretera más alta del mundo, el Khardung La, o visitar Drass, el segundo enclave habitado más frío del mundo.

SRINAGAR: La capital de verano

A poco más de hora y media en avión desde Delhi. Esta ciudad, en estos momentos con grandes disturbios independentistas, es una de las imágenes fijas que se presenta de Cachemira por el gran atractivo que suponen los houseboats como alojamientos en sus lagos. Por su cercanía a la ciudad, los situados en el Dal Lake son los más demandados. Estos botes, auténticos hoteles flotantes que aúnan el diseño del más rancio interiorismo británico y permiten disfrutar de las costumbres locales gracias a la interacción con las familias propietarias, son un buen lugar para relajarse, con la banda sonora de fondo que suponen los rezos musulmanes de una gran mezquita cercana. Pese a que en estos momentos las jornadas de huelga y los toques de queda suponen un contratiempo, que obliga a revisar los calendarios de protesta, es un área segura para el turista.

LAMAYURU: La atracción del monasterio

Pese a que este enclave se puede alcanzar de manera más rápida en coche desde Leh, es más que recomendable el recorrido por carretera desde Srinagar. Se puede hacer en día y medio de viaje y permite contemplar inusuales coloridos tanto en las montañas como en los ríos. Esta opción permite conocer Drass, considerado el segundo lugar habitado del mundo con las temperaturas más bajas, contemplar en Mulbeck una estatua de Buda labrada en roca de ocho metros de altura y aclimatarse a la altura, al recorrer el Fotu-la, un paso a 4.108 metros de altitud, por una carretera que serpentea las montañas y cuyo principal tráfico son convoyes militares y camiones de mercancías. La visita a Lamayuru, que cuenta con alojamientos para los viajeros y supone una buena opción para pasar la noche, permite adentrarse en una comunidad con raíces tibetanas y visitar el que está considerado como uno de los monasterios más antiguos de la región. De camino a Leh es posible también visitar Alchi. Un pueblo coqueto, bastante acondicionado y que cuenta con un monasterio como principal reclamo.

LEH: Campamento base

Con un aeropuerto militar, es la ciudad con más tirón de Cachemira tanto por su proximidad a zonas para hacer trekking como por ser el paso casi obligado para acceder al valle del Nubra y por su proximidad a un cinturón de monasterios de gran riqueza artística. La antigua capital de la región de Ladakh, que en el pasado fue punto de encuentro de caravanas, sigue teniendo una gran actividad comercial, en estos momentos centrada en piezas de joyería y en pashminas. La ciudad está experimentando actualmente un bum urbanístico con escaso criterio arquitectónico, para dar respuesta a la gran demanda de alojamientos. Pese a ser un referente turístico, el nivel medio de los negocios de hospedaje todavía dista mucho de los estándares europeos. De obligada visita es el Palacio Real, que están rehabilitando y ofrece unas interesantes vistas de la ciudad; la Shanti Stupa, una construcción religiosa visible desde todos los puntos de Leh y a la que se accede tras superar 540 empinados escalones, y el Namgyal Tsemo Gompa, un monasterio situado en una cumbre y al que se llega tras pasar por las inmediaciones del Women?s Aliance Center, una institución que intenta concienciar a la población y a los turistas para evitar los riesgos de la pérdida de la cultura tradicional. Ya en las afueras de la ciudad la principal atracción es la ruta de los monasterios. El uso de taxis, que es posible compartir, permite recorrer varios en una jornada. Imprescindible es el de Thiksey, donde es posible asistir a las ceremonias de los monjes y se ofrecen remedios de la medicina tibetana, y que por su diseño es uno de los más impresionantes. Por su proximidad, una buena opción es acercarse al Shey Palace: aunque decepcionante en la única sala visitable, cuenta con una fortificación semiderruida que permite, tras un pequeño ejercicio de alpinismo, una gran vista del valle. También resultan interesantes los monasterios de Hemis, Thak-Thok, Chemrey y Stakna. Todos cuentan con impresionantes representaciones de Buda, con reproducciones gigantes, que ocupan, en varios casos, un par de plantas.

EL VALLE DEL NUBRA: La carretera más alta

La visita al conocido como valle de las flores requiere de un visado, que se tarda al menos un día en gestionar. Allí se recomienda ver el enorme Buda del Gompa de Diskit y las dunas de Hunder, donde se puede optar por dar un paseo en los camellos bactrianos, con dos jorobas. El recorrido por el Nubra permite pasar por Khardung-la, publicitado como el paso para vehículos más alto del mundo, a 5.602 metros de altura. Aunque los militares, debido a su cercanía con Pakistán, intentan tener este paso abierto, supone un riesgo viajar por esta zona a partir de mediados de octubre, a causa de las nieves. Aunque los carteles anuncien que del 1 de junio al 31 de octubre esa carretera permanecerá abierta todos los días no siempre se cumple. La fotografía con el cartel amarillo que pone «Khardungla top 18.380 FT», junto a una cumbre repleta de banderas, es obligada, pese a que el frío y el viento acortan muchas veces la estancia en un área tomada por los militares.

JAMMU: La capital de invierno

Es una ciudad bulliciosa, que ofrece la estampa más clásica de la imagen externa que se tiene de la India, con gran peso de la religión hindú. Autobuses repletos, tracción animal para el traslado de mercancías en una ciudad con un tráfico caótico y a la que se conoce como la capital de invierno. Es también la puerta de entrada, para McLeod Ganj, en la región de Himachal Pradesh, donde se ha establecido el Gobierno tibetano en el exilio y que supone un foco de atracción internacional debido al carisma y proyección del actual dalái lama.

 

ENVIAR NOTICIA  

D Escapada Cachemira, el misterio asiático que sigue intacto

Tras las inundaciones que provocaron muertes y desolación, la región intenta recuperar el turismo.

* Campos obligatorios
Enviar a:
Tus datos:
 

ENVIAR NOTICIA  

Su envío se ha realizado correctamente

En breve los contactos recibirán en su correo electrónico un enlace a la noticia

Gracias por usar nuestros servicios

Cerrar

 

ENVIAR NOTICIA  

Se ha producido un error
No se ha podido realizar el envío

Revise sus datos y vuelva a intentarlo

Si se vuelve a producir un error, es posible que el servicio está momentáneamente no disponible. Inténtelo más tarde.

Disculpe las molestias. Gracias por usar nuestros servicios

Cerrar

LVDG_GOOGLE_ADSENSE:
Cachemira, el misterio asiático que sigue intacto
 
Autor de la imagen: DAVID BERIAIN
 
Cargando
LVDG_PUBLICIDAD_EXTERNOS:08A
LVDG_PUBLICIDAD_EXTERNOS:08B
LVDG_PUBLICIDAD_EXTERNOS:08C
LVDG_PUBLICIDAD_EXTERNOS:08D
LVDG_PUBLICIDAD_EXTERNOS:08E