Pesca

En busca de reglas para diez años

Los Veintisiete enfilan la recta final de la reforma de la política pesquera

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Ahora sí que sí. Europa tiene doce meses para amarrar el futuro de su pesca y definir la política que quiere para un sector que en el PIB comunitario no pasa del cero coma pero que en Galicia, por sus imbricaciones, alcanza el rango de estratégico.

El 1 de enero del próximo año entrará en vigor la nueva política pesquera común (PCP), esas líneas que tendrán que pactar los 27 a lo largo de los 363 días que quedan. Y el que tiene por delante la ardua tarea de revertir una propuesta que el sector considera letal por su marcado sesgo medioambientalista es Miguel Arias Cañete, justo la persona que negoció la Europa Azul que expira este año y que ahora vuelve a asumir las riendas de un ministerio de cuya nomenclatura se ha caído el vocablo pesca.

Conseguir suavizar una propuesta de reforma que sugiere eliminar de golpe los descartes, fijar para el 2015 la meta de alcanzar lo que se conoce como rendimiento máximo sostenible (RMS) -que haya en el mar más ejemplares suficientes para garantizar la regeneración del stock- y reducir bruscamente la flota comunitaria es solo una de las metas que tiene por delante un sector que, al menos en Galicia, ha dejado en el camino a cerca de 3.500 embarcaciones entre ambos reinados de Cañete.

Nueva gestión de cuotas

El arrastre estrena sistema de gestión en el Cantábrico. A menos que el nuevo Gobierno dé marcha atrás en las decisiones que a finales de la legislatura firmó Rosa Aguilar como ministra de Medio Marino, el arrastre de litoral, ese que opera dentro del caladero del Cantábrico Noroeste, estrenará en febrero nueva fórmula de gestión: por cuotas individuales transferibles (ITQ). Emulará a los barcos que faenan en Gran Sol y cada empresa pesquera administrará su propia cuota de las especies concedidas a España. De esta forma, los arrastreros esperan evitar situaciones como las de este año, que vieron cerradas la pesquería de xarda, lirio, rape, jurel y merluza. Los empresarios podrán intercambiar posibilidades de pesca entre barcos y empresas. El reparto se hizo con fuerte oposición de la flota artesanal, que ha pedido al nuevo Gobierno que reconsidere estas medidas.

acuerdos de pesca

La urgencia de renovar con Mauritania, Guinea-Bisáu y Gabón. Si la renovación de la política pesquera es el principal reto para el 2012, el más urgente es el de amarrar los acuerdos con terceros países que están en el aire. Retomar el pacto con Marruecos ya figura en las intenciones de la nueva Administración pesquera, pero para Galicia, que desistió de unas aguas que ya no le convenían, más importancia reviste que se prolongue el acuerdo con Mauritania, hoy por hoy el más importante que mantiene la Unión Europea con un país tercero y en el que trabajan más de medio centenar de embarcaciones gallegas o de capital gallego, principalmente arrastreros cefalopoderos con base en Marín. Guinea-Bisáu y Gabón -este último actualmente bloqueado- y que es vital para la flota gallega.

crisis en ciernes

El combustible roza los precios que desataron los amarres del 2008. La flota consiguió que se excluyese al gasoil pesquero del grupo de combustibles que deberían rebajar el nivel de azufre de entre sus componentes y, con ello, la subida de precio que esa medida llevaría asociada. Lo que no puede ya es frenar la escalada que el petróleo está teniendo a nivel mundial y que hace que el litro de combustible pesquero esté hoy rozando los niveles que en la primavera del 2008 provocó la movilización del sector en demanda de ayudas para paliar la factura del gasoil. Entonces, el litro se pagaba a 0,70, ahora está solo «un poco por debajo», apuntan desde la Cooperativa de Armadores de Vigo, pero no cabe duda de que «va a subir más». Por eso, desde la patronal pesquera Cepesca, ya han solicitado que se abran ayudas del ICO y que se plantee habilitar nuevas ayudas de mínimos.

censo más delgado

Oleada de desguaces en la altura y en la bajura. El censo de la flota pesquera operativa adelgazará considerablemente este año y los dos que vienen. Cerca de un centenar de pesqueros de bajura han solicitado subvención para acogerse a la paralización definitiva en la primera convocatoria específica que la Consellería do Mar ha lanzado para la bajura. Además, otras 25 embarcaciones de altura se caerán definitivamente del censo con fondos públicos. Podrían ser las últimas, de materializarse las intenciones de la Comisión Europea de suprimir las primas al desguace de embarcaciones.

comercialización

La necesidad de superar los problemas de comercialización. La bajura está esperando con ansia el decreto autonómico que regulará la primera venta de productos pesqueros, un documento con el que esperan blindarse contra la posibilidad de que puedan autorizarse más locales de comercialización de pescado y marisco al margen de las lonjas. Es la herramienta en la que confían también para regular la formación de precios. Desde la Federación Galega de Confrarías piden un relanzamiento de las rulas «para superar os problemas de comercialización e control da primeira venta que suporían as macrolonxas, onde todo vale, incluída a acuicultura e o peixe que ven de fóra».

acuicultura

A la espera del plan director para poder relanzar el sector. Este tendría que ser el año definitivo para recuperar la pujanza del sector acuícola gallego, obstaculizado por todos los problemas que ha habido con la aprobación del Plan de Acuicultura. Ahora se está a la espera del plan director para poder crear nuevas plantas.