María Pita aún debe al Puerto siete millones de las obras de la Marina

Los trabajos terminaron hace un año, pero la transferencia no se ha ejecutado


A Coruña / la voz 02/12/2016 05:00

Marcadas por el enfrentamiento que se vivió entre el Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria durante la segunda mitad del 2015, las obras de la superficie y los túneles de la Marina y el Parrote tuvieron un final largo y tenso, y todavía ahora el consistorio adeuda algo más de siete millones de euros por los trabajos.

Hoy hace exactamente un año que la empresa constructora entregó al Puerto la obra del subterráneo de la Marina, que había estado funcionando desde abril del año pasado. La superficie quedó concluida el 29 de diciembre, y ese mismo día la Autoridad Portuaria instó al Ayuntamiento a abrir al tráfico el túnel del Parrote, que también consideraba terminado en la práctica y seguro para la circulación.

Aunque el gobierno local señaló varias veces que la apertura del conjunto era «inminente», esa última pieza de la infraestructura, el vial subterráneo del Parrote, no vio pasar su primer automóvil hasta el 31 de marzo.

El retraso desencadenó críticas de hosteleros y vecinos, pero el Ayuntamiento insistió en que quería tener la seguridad de que la obra tenía todas las garantías y estaba en perfecto estado. Paradójicamente los mayores problemas se dieron en verano, tras la apertura, cuando varios camiones y un autobús se quedaron atrapados en el vial. Un problema que se solventó tras la colocación de más señales de gálibo.

Antes, en la segunda mitad del 2015, el gobierno había denunciado en varias ocasiones defectos de construcción en el túnel, incluyendo la aparición de filtraciones de agua, acusación que el gobierno respaldó con un vídeo en el que se veía agua corriendo por la pared del subterráneo. La Autoridad Portuaria negó que esos problemas fuesen importantes, e insistió en que esas filtraciones eran normales dadas las condiciones de las obras, desarrolladas justo al lado del mar y por debajo del nivel de la superficie.

El intercambio de reproches continuó durante semanas y la relación entre ambas instituciones quedó casi rota, hasta el punto de que el gobierno local llegó a plantearse paralizar los trabajos, mientras que el consejo del Puerto reprobó al concejal de Urbanismo, Xiao Varela, que es el representante del Ayuntamiento dentro de esa institución.

La crisis, al menos de cara al público, se fue enfriando durante los meses siguientes, pero sus restos todavía colean. Según los documentos de ejecución presupuestaria que el gobierno local ha dado a la oposición para negociar las cuentas del 2017, la transferencia de 7.010.387 euros que el Ayuntamiento debe pagar a la Autoridad Portuaria por los trabajos sigue sin ejecutarse.

En realidad esos fondos ya figuraban en el presupuesto del 2015, aunque no se pagaron durante ese ejercicio dado el retraso de los trabajos, que fueron entregados a la Autoridad Portuaria en las fechas antes citadas.

 

Otras partidas pendientes

Dentro de las inversiones, según esos documentos, a 25 de noviembre quedaban otras partidas sin ejecutar. Un ejemplo son los fondos para proyectos de alumbrado en vías públicas, dotados con 750.400 euros, de los que no se ha gastado ni un euro. Otro caso son las obras de reparación en centros públicos, de los 702.200 euros presupuestados se han invertido menos de 95.000, aunque sí se han ejecutado partidas pendientes del 2015.

 

Acciona lleva al Ayuntamiento al Contencioso por la anulación de la obra del Ofimático

La empresa Acciona ha presentado un recurso judicial contra la decisión del gobierno local de compensarle con menos de 200.000 euros por la anulación del contrato para construir el parque Ofimático. En septiembre, la compañía presentó una reclamación administrativa en el Ayuntamiento en la que exigía más de siete millones por la pérdida del contrato, que fue anulado por una sentencia judicial dictada a raíz de una demanda interpuesta por los promotores implicados.

Pero el gobierno local rechazó las más de veinte alegaciones presentadas por la firma ante su decisión de compensarles con los citados 200.000 euros, lo que solo dejaba abierta la vía judicial.

 

Un contrato de 42 millones

En el 2011, Acciona se hizo con el contrato, valorado en 41,9 millones, de construcción del Ofimático, una urbanización tramitada durante el bipartito PSOE-BNG que presidía Javier Losada.

El proyecto continuó con el gobierno local del PP, que hizo algunos cambios en el proyecto, y con el de la Marea, que ha puesto en marcha otras modificaciones.

Sin embargo, la sentencia judicial que anuló el contrato está motivada por los defectos de forma que se produjeron durante la adjudicación de los trabajos.

Al anular ese procedimiento, el dictamen del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia también dejó sin efecto el contrato con Acciona, que puede exigir una compensación al Ayuntamiento por la pérdida de ingresos derivada de esas circunstancias, ya que no tuvo responsabilidad en los defectos administrativos que provocaron la invalidez del contrato.

Votación
12 votos
Etiquetas
Acciona Tráfico Urbanismo PP Javier Losada BNG PSOE A Coruña ciudad
Comentarios