Imagen:

La calle carballesa Martín Herrera se sumará a las del límite de 20 por hora

Abrirá al tráfico mañana, aunque las obras estarán listas en la segunda quincena


Carballo / La Voz 02/12/2016 05:00

La calle Martín Herrera se suma a las del casco urbano (y una en Razo da Costa) que tienen el límite de velocidad en 20 kilómetros por hora, como la Valle Inclán o el entorno de colegios, como el de A Cristina. Además, los peatones tendrán preferencia sobre los vehículos. En el casco urbano carballés hay vías con límites a 20, 30, 40 50 y 60

La calle se abrirá al tráfico mañana sábado, pero para el remate de las obras habrá que esperar a la segunda quincena de este mes, posiblemente en la semana del lunes 12, pero desde el Concello prefieren mantener la prudencia. Hay festivos por el medio, quedan detalles por ejecutar y el día exacto aún no se puede saber. La apertura se realiza porque la circulación no obstaculizará las obras pendientes, que se centran sobre todo en el interior del atrio, según explicaron desde el Concello. Desde ayer por la mañana ya hubo tráfico subiendo por la calle San Xoán y girando hacia la Rúa do Sol, aunque eso estará ahora prohibido: solo es válido el sentido hacia la Praza de Galicia. Y es así como se mantiene la parada de Aucasa. La de enfrente, un clásico al lado del muro y la verja de la iglesia, ya desapareció cuando empezaron las obras, y así seguirá. Para entierros o bodas se permitirá un breve estacionamiento de pocos vehículos, pero como excepción.

Documentación

Las obras han durado cinco meses, desde principios de julio, pero el proceso desde su anuncio fue mucho más largo. En septiembre del 2014 ya se conocía la imagen virtual de cómo podría quedar, en la que destacaba el adoquinado y la desaparición de los árboles. A medias: se han conservado dos cedros y un ginko biloba. También hay un olivo y llegarán otros, y una pantalla verde y un pequeño jardín en la entrada a la derecha. El cruceiro se mantuvo en su sitio, pero la idea era desplazarlo a la derecha.

De las obras se ha encargado López Cao, por un total de 296.000 euros. Se han desarrollado sin problema, casi en silencio, pese a ser una arteria crucial de Carballo, y pese a eliminar definitivamente esa salida histórica hacia A Milagrosa, Santiago y tantos lugares. Ahora, el sentido es el contrario, y las vueltas, un poco mayores.

Ayer, precisamente los operarios colocaban las nuevas señales verticales. En los próximos días se irán puliendo los detalles que faltan. En Navidades estará todo listo.

Votación
1 votos
Etiquetas
Tráfico Carballo municipio
Comentarios