Chan-wook demuestra por qué es un referente del cine coreano

En una de sus películas más ambiciosas, presenta un excepcional y premiado diseño de producción


02/12/2016 05:00

2016 • Corea del Sur • Chan-wook Park • Min-hee Kim (Lady Hideko), Tae-ri Kim (Sookee), Jung-woo Ha (Conde Fujiwara), Jin-woong Jo (Kouzuki), Hae-suk Kim (Miss Sasaki), So-ri Moon (Tía de Lady Hideko) • Ganador del Gran Premio del Jurado del Festival de Cannes con Old Boy (2003) y Premio del Jurado con Thirst (2009), Oso de Oro del Festival de Berlín con el corto Night Fishing (2011), Chan-wook Park se posiciona al frente del renacimiento actual del cine coreano junto a Ki-duk Kim, Joon-ho Bong o Sang-soo Hong. Reconocido por sus explosiones visuales y sus narraciones dinámicas dentro de un estilo cinematográfico intenso e implacable, supera continuamente expectativas.

 

Estrenada y premiada en el festival francés y ganadora del Premio del público en el Festival de Sitges, en La doncella se traslada, en una de sus producciones más ambiciosas, del escenario de la Inglaterra victoriana de la novela de Sarah Waters (Fingersmith, 2002) en la que se inspira, a la época colonial en los años treinta de una Corea ocupada por los japoneses, con la apabullante exuberancia que caracteriza al realizador.

 

El argumento

Park presenta una fascinante historia de dos mujeres, una joven dama japonesa (Min-hee Kim) que vive en un presente desesperado recluida en una recóndita hacienda bajo la influencia de un tirano (Jin-woong Jo), y su nueva criada, una joven coreana con un pasado oscuro (Tae-ri Kim) que está en secreto conspirando con un estafador (Jung-woo Ha) para defraudarle su gran herencia.

Con las poderosas interpretaciones de Min-hee Kim (Ahora sí, antes no de Sang-soo Hong) como Lady Hideko, Jung-woo Ha (Time de Ki-duk Kim) como el estafador, y el sensacional debut de la actriz Tae-ri Kim (seleccionada en una audición a gran escala) como la doncella Sookee, Chan-wook Park crea una nueva experiencia cinematográfica.

Todas sus películas han presentado un llamativo diseño de producción, pero La doncella en particular es excepcional en este sentido. En este último trabajo sigue mostrando el enfoque audaz e innovador de la narración y las imágenes que lo ha hecho famoso internacionalmente.

Con los personajes ocultando sus verdaderas identidades, sus sentimientos, pensando de forma diferente sobre lo que están diciendo a lo largo de la película, La doncella es un deslumbrante relato de suspense con un toque de humor, que toma prestados los elementos más enérgicos del material de origen, donde Chan-wook Park los combina bajo su singular visión con varios giros inesperados, para crear una experiencia de visualización inolvidable.

Votación
0 votos
Etiquetas
Festival de Cannes Berlinale Cine Festival de cine de Sitges Arte Corea del Sur Inglaterra Alemania
Comentarios