Los últimos coletazos de la fábrica de A Ribeiriña

La ruinosa factoría sigue afeando el litoral

19/10/2016 05:00

Durante años, la fábrica de harinas de pescado de A Ribeiriña, Hadasa, funcionó siendo foco de las protestas de los vecinos de la zona, que se quejaban del hedor procedente de las instalaciones. Tal día como hoy del 2000, tenía lugar una de las múltiples reuniones que mantuvieron vecinos, empresa y Concello. El problema concluyó con el cierre de la factoría.

Desde entonces, el derribo de las instalaciones, que se encuentran en estado ruinoso y afean notablemente el litoral pobrense, se anunció en más de una ocasión. Tanto que, en el 2009, se hablaba ya de una demolición inminente. La intención del Concello era dedicar dicho espacio, junto con el que ocupaba La Onza de Oro, que sí fue derribada, a habilitar una gran área de ocio.

Pero en su plan para adquirir la fábrica, Costas se encontró con los doscientos acreedores que quedaron pendientes de liquidar cuando la compañía echó el cierre. Estos incluso abogaban por mantener las instalaciones y planteaban, entre los usos posibles, desde un club náutico hasta un taller naval. El futuro de la vieja harinera de A Ribeiriña continúa aún en el aire.

Votación
0 votos
Etiquetas
Comentarios