Imagen:

La traca no sonó para el Nazareno en A Covecha

El Concello prohibió las bombas por seguridad

24/09/2016 05:00

El momento culminante de la procesión de As Mortaxas, la que cada tercer domingo de septiembre provoca un abarrote en A Pobra, tiene lugar cuando la imagen del Nazareno llega al lugar de A Covecha, se gira hacia el mar y, al son de una estruendosa traca de bombas, su túnica es frotada con diversos objetos por lo fieles. Esta tradición, que tiene su origen en la década de los 40, se rompió en 1987. El Concello prohibió el lanzamiento de cohetes por cuestiones de seguridad.

La polémica seguía viva tal día como hoy, tres jornadas después de que tuviera lugar la procesión. Y es que los vecinos no se creyeron la explicación del Ayuntamiento y atribuían el veto a cuestiones de carácter político. Los vecinos de A Covecha respondieron a la afrenta volcándose todavía más en los preparativos y hoy la traca de bombas es uno de los puntales del desfile del Divino Nazareno.

Votación
0 votos
Etiquetas
Comentarios